Tras el fuerte choque, el conductor del auto fue sometido al test de alcoholemia, que arrojó que tenía 2,45 de alcohol en la sangre.


Un hombre de 63 años, quien manejaba un Volkswagen Voyage, atropelló a un joven y a su mamá, quienes esperaban detenidos a bordo de una moto Motomel 110 a que cambie el semáforo.

El hecho ocurrió en la esquina de avenida Diagonal San Martín y avenida 59, en la ciudad de Necochea, cuando Fernando Beretta, manejando a alta velocidad, mordió la banquina y perdió el control del coche, chocando de frente con la moto en la que iban Nicolas D’ Annunzio, de 31 años, junto a su mamá Ana María Rivero, de 57.

Según detalló Diario Necochea, D’ Annunzio y Rivero fueron arrastrados cerca de 70 metros, y tuvieron que ser internados en el hospital local. De acuerdo al parte médico, las lesiones de D´Anunnzio eran de carácter leve, en tanto que las de Rivero eran de consideración, ya que sufrió fracturas en ambas piernas y en uno de sus brazos.

Luego del fuerte choque, Beretta fue sometido al test de alcoholemia, que arrojó que tenía 2,45 de alcohol en la sangre.

Pese a la gravedad del siniestro, el conductor del coche no quedó detenido, de acuerdo a la información de BANews.




Comentarios