La multitud en las calles del centro mendocino durante la mañana y mediodía de este sábado, en lo que fue el regreso del Carrusel de las Reinas -su última edición había sido en 2020- habló por si sola y no dejó ninguna duda: la gente extrañaba los festejos centrales. También el veredicto fue prácticamente contundente en cuanto a la idea de que se siga eligiendo o no reina.

Vale aclarar que, en su gran mayoría, quienes participaron del desfile de los carros de esta mañana como público son personas que disfrutan de la versión tradicional de la Fiesta de la Vendimia. Y por esto mismo es que, entre la mayoría de las voces consultadas por Vía Mendoza, la voluntad es clarísima: mantener la Fiesta como está, con elección de reina incluida.

Carrusel de las Reinas. Orlando Pelichotti / Los Andes

“Creo que cosificar a la mujer no es que pueda representar a su provincia en el país y en el mundo. Además, a nadie las obliga a presentarse como reina, ¡lo hace quien quiere!” sintetizó con contundencia María Carolina (72), quien llegó desde Maipú y se instaló sobre calle Sarmiento para disfrutar del regreso del Carrusel. “¡No me puedo ni imaginar lo que sería una Vendimia sin reina!”, concluyó la mujer, quien estaba acompañada por sus tres nietas, todas vestidas para la ocasión y portando coronitas plateadas de juguete en sus cabezas.

Incluso, entre quienes no se muestran muy convencidos de que se siga eligiendo a una “reina” exactamente, la idea de cambiar el nombre por “embajadora” o “representante” pareciera ser una alternativa. Aunque sostienen que la elección debería mantenerse.

“Tengo familia en San Juan y, aunque este año no hicieron la Fiesta del Sol, hace dos años dejaron de elegir reina y la cambiaron por la elección de una embajadora. Las chicas no desfilan ni se presentan con corona ni atributos reales y, además, tienen que llevar un proyecto social en el que estén trabajando en su departamento. Eso es bueno, porque al momento de elegir, se vota en base al proyecto y no solo a la cara de la representante”, contó por su parte Mariel (51), de Ciudad de Mendoza.

Y un día volvió el Carrusel: una multitud acompañó a los carros y hubo apoyo a las reinas. Foto: Ignacio de La Rosa

La visión de los turistas

Luis Bogarín y Yanet Mardones viven en Trelew (Chubut), aunque la hermana del hombre, Estela, vive en Guaymallén. Por esto mismo es que Luis viaja seguido a Mendoza y ya ha estado en otras vendimias. “Para mí es la primera”, confesó con emoción Yanet mientras sostenían ambos un palo de madera al que le habían adherido una cesta de plástico y un cartel -escrito a mano- donde se leía “Chubut”.

“Estoy a favor de que se sigan eligiendo reinas , es una tradición y no sería lo mismo la Vendimia sin reina”, argumentó Luis, enérgico, en su defensa.

Este sábado a la noche, los dos hermanos y Yanet van a ir al Acto Central, ya sacaron sus entradas para el sector Malbec. “La reina es sinónimo de Vendimia, no es solamente un concurso de belleza”, concluyó.

Y un día volvió el Carrusel: una multitud acompañó a los carros y hubo apoyo a las reinas. Foto: Ignacio de La Rosa

Jorge llegó de San Luis el miércoles, también a visitar a su hermano. Y, aprovechando el momento, estuvo disfrutando del Carrusel.

“No sé si estar a favor o en contra de que se sigan eligiendo reinas, pero no me parece algo tan terrible. Lo que sí es fundamental que se mantenga es este desfile de carros, todo este color, la pasión y la emoción de la gente por llevarse algo de lo que tiran, la alegría y las fotos que se llevan en sus celulares”, sostuvo el hombre de 45 años mientras disfrutaba del carrusel sobre calle Las Heras.

Además, Jorge aclaró que no tenía pensado ir al acto central ni a las repeticiones.

Y un día volvió el Carrusel: una multitud acompañó a los carros y hubo apoyo a las reinas. Foto: Ignacio de La Rosa

Reinas, no

Mientras filmaba con entusiasmo el ensayo de una de las comparsas que comenzaría a desfilar minutos después por al Carrusel -partiendo desde el Parque-, Victoria también aprovechó para dar su punto de vista.

“Quizás es difícil imaginar una Fiesta de la Vendimia sin reina de la Vendimia. Pero creo que sería más oportuno para los tiempos que vivimos. Porque, con la fiesta así, toda la atención está en las candidatas; mientras que los artistas en el teatro griego, las murgas que desfilan y hasta las agrupaciones gauchas quedan en un segundo plano y mucha gente ni les presta atención. Quizás, si se eliminan las reinas, el protagonismo pasa a estar más dividido y parejo”, concluyó la mujer godoicruceña de 37 años.

Reina blue

Una de las grandes protagonistas del Carrusel fue la “reina blue” de Guaymallén, Julieta Lonigro. Sin lugar en los festejos oficiales, luego de que el departamento eliminara la elección de reina para este año y presentara a la soberana 2020 ante la exigencia de la Suprema Corte de Justicia de llevar representante, la joven que fue elegida en un acto celebrado en Maipú estuvo entre el público. Acompañada de su corte “no oficial” y de varios de sus seguidores, la joven vivió el Carrusel sobre calle Sarmiento, al costado de la calzada y a la vuelta del palco de autoridades. Y fue la destinataria de infinitos mensajes de apoyo del público que llegó al lugar y que se fotografió con ella.

Y un día volvió el Carrusel: una multitud acompañó a los carros y hubo apoyo a las reinas. Foto: Ignacio de La Rosa

En el carro de Guaymallén, en tanto, la representante Sofía Grangetto (reina 2020) desfiló sin sus atributos, puesto que no participa como reina sino como representante de ese departamento. Junto a ella, estuvo Diego Medina, el hombre que trabaja como recolector de residuos y quien -además- creó una escuelita de fútbol en El Bermejo para alejar a los chicos de la calle y de sus peligros.