El Centro de Esquí Los Penitentes se encuentra cerrado desde hace años, tras no renovarse la concesión de los creadores del complejo de montaña Penitentes S.A. y según las confesiones de los propiestarios de la zona el lugar está en total abandono, por lo que se manifestarán el sábado en la Ruta 7.

Este jueves el Gobernador de la provincia anunció un proyecto de ley para llamar a licitación y que haya una nueva concesión en el Centro de Esquí por los próximos 50 años, con el fin de crear un polo turístico.

Los vecinos de Penitentes y los propietarios de los complejos turísticos de la zona, no creen que ésta sea una medida inmediata y por ello se manifestarán el sábado. Este grupo de personas busca que el Estado los escuche y hagan algo en el corto plazo con respecto al estado de abandono que presenta el lugar.

Si bien el titular es alentado, eso no amerita que este lugar necesita hoy acción porque el abandono está a la vista. No todo se arregla con el llamado a licitación”, afirma Verónica Tsalis, vocera del grupo.

Los dueños de los complejos turísticos frente al ex Centro de Esquí siguen pagando impuestos, como los municipales, pero afirman que la eso no se refleja en el cuidado del lugar. Hay techos caídos por los vientos, cintas de plásticos como cierre del lugar, basura y muchas cosas más, que antes no pasaba cuando el lugar funcionaba.

Con respeto al anunció de la creación del polo turístico, económico y cultural, la vocera contesta: “Los turistas siguen viniendo, el polo turístico ya está. La montaña está, la infraestructura está, no es generar algo a futuro. Entonces es hoy la acción que necesitamos. Por eso convocamos y nos hacemos presente el sábado en la mañana en la ruta”.

Penitentes alimentaba a muchas familias de Alta Montaña, Uspallata y Mendoza. Por lo que las pérdidas económicas de que este lugar este en malas condiciones es terrible. Entre los pedidos que realizan están:

  • Reactivar nuevamente el Centro de Montaña y Esquí, con funcionamiento permanente durante todo el año de las telesillas, por ejemplo.
  • Cambiar de forma urgente el aspecto de abandono que tiene el lugar.
  • Hacerse cargo del lugar: poniendo baños públicos para el turismo, desmalezar, arreglos de infraestructura y de techos volados.

El principal reclamo es ¿qué hacen los dueños y operadores turísticos mientras esperan esa licitación?. “No es tan difícil mandar a personal para que el aspecto no sea el que tiene, totalmente de decidía y ausencia del Estado”, cierra Verónica.