Luego de que Guaymallén puso en agenda debatir la eliminar la elección de la elección de la Reina de la Vendimia, algunos municipios plantearon sumarse al debate. Entre ellos el departamento de Santa Rosa, donde a diferencia al Concejo Deliberante guaymallino, buscarán darle apoyo a la continuidad de las reinas.

El Concejo Deliberante de Santa Rosa pondrá en debate un proyecto que presentó Daniela Vanin, la actual reina departamental, quien solicitó la Banca del Vecino a fines de exponer su propuesta: declarar de interés legislativo la elección y coronación de la Reina y Virreina de la Vendimia.

Daniela Vanin reina departamental Vendimia de Santa Rosa 2020. Mariana Villa/Los Andes Mariana Villa

Cabe resaltar que la intendenta de Santa Rosa Flor Destéfanis, Reina nacional de la Vendimia mandato cumplido, se opone a la eliminación de la tradicional elección vendimial, aunque considera que el rol de quienes resultan electas se debe repensar y definir nuevamente, por considerar que asumen muchas veces “las voces de muchos silenciados”.

Quieren arrebatarnos un lugar que es ocupado por las mujeres. A raíz de esto me comuniqué con Iván (Vega, director de Cultura del municipio), para plantearle que quería presentar un proyecto en el Concejo para poder resguardar un lugar tan importante”, explicó la joven. Además, comentó que también consultó a la jefa de Género, Diversidad y Familia del departamento. 

El proyecto busca el diálogo, el debate. Estamos dispuestos a rever varios aspectos como si debe seguir llamándose reina o el sistema de elección, pero no quitar un espacio que ha ganado la mujer mendocina, en el que tiene voz y voto, y es parte de la cultura y la tradición”, añadió. Y, según indicó Los Andes, habría posibilidades de que este proyecto sea aprobado.

El proyecto expresa: “Se vería con agrado que no se tomen decisiones arbitrarias respecto a la Elección y Coronación de la Reina y Virreina Departamental de la Vendimia y/ o sobre cualquier otro punto que tenga que ver con tradiciones arraigadas en la cultura de nuestro pueblo, sobre todo sin escuchar la voz de las mujeres que representan o han representado la Fiesta máxima de los mendocinos”.

*Este texto fue publicado originalmente Los Andes. Se reproduce aquí con la autorización correspondiente.