Santa Rosa fue el departamento donde el Frente de Todos sacó la mayor diferencia a Cambia Mendoza en las elecciones de este domingo. Flor Destéfanis, su intendente, es la artífice de lograr el 50% de los votos. Será por eso que este miércoles 17 de noviembre se reúnen en su territorio para celebrar el Día de la Militancia.

Con la mirada puesta en el horizonte de 2023, Flor Destéfanis asegura que es un día para volver a encontrarse, para abrazarse y agasajar a los compañeros militantes. Pero también -señala- es el comienzo del trabajo del proyecto electoral para que el justicialismo vuelva a gobernar la provincia dentro de dos años.

Flor Destéfanis acompañó a Anabel Fernández Sagasti el día del debate de canal 7.

De los 18 departamentos mendocinos, en cuatro comunas triunfó el peronismo. Los datos en la categoría “concejales” (categoría en la que tienen una mejor performance que en legisladores nacionales y provinciales) reflejan que el Frente de Todos en Santa Rosa obtuvo 50% de los votos, mientras que Cambia Mendoza consiguió 32%; en Lavalle logró 47% versus 31%; en La Paz, 54% vs 45% y en Tunuyán, 41% vs 36%.

Sin dudas este “fuerte respaldo al peronismo” -como define Flor Destéfanis al resultado de las elecciones 2021 en su departamento- posiciona a Santa Rosa y su intendenta de otra manera dentro del PJ, aunque ella aclara y considera que siempre ha sido escuchada y valorada por sus pares.

De todos modos, ve que su futuro inmediato sigue en su comuna. “Santa Rosa me va a demandar mucho tiempo. Aún hay zonas sin gas ni agua, por ejemplo. Lo que planificamos es mucho. Ojalá nos den la posibilidad de seguir. Tenemos energías y ganas puestas aquí”, se sincera al descartar proyectos electorales que la posicionen en otros espacios.

De reina a intendente

María Flor Destéfanis fue electa Reina Nacional de la Vendimia en 2010 y, de ese modo, llevó la segunda corona nacional a Santa Rosa. Fue con el reinado -rememora- que se despertó su vocación política. “Allí me di cuenta de todas las cosas que se pueden hacer desde la militancia”, apunta.

Tras recibirse de abogada, se desempeñó como asesora del PJ en la Legislatura y fue directora del Centro de Congresos y Exposiciones durante la gestión del gobernador Francisco Pérez entre 2012 y 2015.

Flor Destéfanis junto a su pequeña hija Margarita en una de las recorridas barriales.

Empezamos como jóvenes a hacer política en un escenario muy complejo. La gente lo fue entendiendo”, comenta al recordar que a fuerza de perseverancia llegó al lugar que hoy ocupa.

A los 27 años, en 2018, asumió como concejal de Santa Rosa. Y en 2019 llegó a la intendencia con una diferencia de cuatro puntos sobre su contrincante radical Norma Trigo (contra quien había perdido en 2017 cuando se presentó por primera vez como candidata a intendenta).

Liderazgo de Flor Destéfanis

Ella misma define su estilo de liderazgo como “de mucha amplitud”, que escucha, que busca el consenso y ponerse en el lugar del otro. Cercanía, gestión ordenada, buena administración y planificación dice que son sus pilares.

“Creo en los proyectos colectivos, aunque haya diferencias. No tiene que ver con la imposición”, detalla y reafirma que es la humildad la que nos hace grandes.

Está convencida de que la gestión se hace cien por ciento en territorio. “Al estar en la calle hay más demanda y más crítica, pero también es lo que manda nuestra agenda”, repite.

Flor Destéfanis, en una de las actividades con jóvenes del departamento.

Asegura que todo debe estar planificado. Desde su punto de vista, si hay objetivos a corto, mediano y largo plazo se pueden ir resolviendo las necesidades en función del presupuesto. En este sentido, ejemplifica, que durante la pandemia pudo llevar agua y fibra óptica.

Relación con el gobierno provincial

Santa Rosa depende fuertemente de los fondos coparticipables y la intendenta admite que los recibe en tiempo y forma. Y que tiene algunas estrategias para que le rindan mejor.

Sin embargo, reclama por la relación institucional con el gobierno provincial. “Es prácticamente nula”, dice Flor Destéfanis.

“Es parte de la demanda que empecemos a dialogar. Necesitamos un gobernador que nos escuche. Necesitamos que se planifique como provincia”, señala.

Intendente y mamá

Flor Destéfanis -casada con, el también abogado, Diego Fabián Foco- tiene dos hijas: Juana y Margarita, quienes la acompañan cuando es posible.

Flor Destéfanis, junto a su hija mayor.

Basta ver en sus redes sociales, que las niñas comparten con la intendenta algunas actividades. “Las involucro en mi vida y en mi trabajo como toda mamá”, cuenta y reconoce que cuenta con el apoyo de su marido y su mamá.

“Las mujeres tenemos esa doble vara: demostrar que somos buenas como madres y en nuestro trabajo”, reflexiona a la vez que asegura que su trabajo está focalizado en el futuro de ellas.

Elecciones 2021 y proyecto 2023

Flor Destéfanis se muestra conforme con el giro que dio la campaña del Frente de Todos luego de las PASO en la provincia. Es que tiene que ver con lo que ella hace: estar en territorio.

“Trabajamos por mejores resultados. Anabel puso la cara en un momento muy difícil y salió directo a la calle”, detalla a la vez que enumera que así salió el tema de la OSEP, la necesidad de vivienda, rutas, entre otras necesidades concretas.

Desde su punto de vista, hay mucha tela para cortar y mucho para analizar y poder revertir los resultados. “Espero que el camino sea un peronismo más cerca de la gente porque 2023 sigue siendo el objetivo”, proyecta convencida de que en dos años el PJ será la mejor opción para gobernar Mendoza.