El 2 de abril no debería ser un día que pase desapercibido en nuestros días. En Argentina, esta fecha debería ser un día de conmemoración, por nuestros Veteranos y los Caídos en la guerra de Malvinas.

Hace 37 años, en esta fecha, se comenzó el desembarco de tropas en las islas Malvinas, para dar comienzo a la guerra para recuperar la tierra que fue usurpada por los ingleses en 1833. Por esa razón, el 2 de abril fue establecida como el Día del Veterano y de los Caídos en la guerra de Malvinas. Cada año debemos honrar a los soldados muertos en esa guerra y traer a memoria los hechos que sucedieron.

Para ello, desde Vía Mendoza dialogamos con una persona que vivió la guerra en carne propia, Hugo Olivera. Fue parte de las Fuerzas Marinas que desembarcaron en las Malvinas, como tirador de primera línea.

Privilegio y alto honor

“Privilegio y alto honor” fueron las primeras palabras expresadas por Hugo al preguntarle que sentimientos cruzaron por su cabeza al participar del desembarque.

Hugo Olivera fue Infante de Marina durante la Guerra de las Malvinas.

Nos brindó detalles del operativo que fue parte, su escuadrón fue la que logró recuperar la casa del gobernador, consiguiendo así el objetivo de la Marina Argentina. “Ese día, 2 de abril, ver izar la bandera Argentina, quemar la bandera inglesa y encarcelar a los ingleses fue uno de los acontecimientos más importantes de mi vida”, contó Hugo.

El ex combatiente nos contó una intimidad sobre las horas previas del desembarco. “Antes del desembarco escribí una carta para mi familia, donde yo les decía el orgullo que era para mi dar la vida por la patria”, expresó Hugo.

Hugo Olivera fue Infante de Marina durante la Guerra de las Malvinas.

“Mi patria es mi casa y mi vida la bandera” fueron las palabras que Olivera escribió en su carta.

El sentir persiste hasta hoy

Ser combatiente de Malvinas es un sentimiento de por vida, Hugo insiste: “Como aquel día, el 2 de abril significa seguir luchando por este bendito país, luchar en defensa de nuestra Constitución Nacional y nuestras libertades individuales”.

Hugo recuerda a sus compatriotas caídos, quienes fueron sus compañeros y amigos. Actualmente es presidente de la Asociación de Ex Combatientes de Malvinas y desea a través de la organización mantener en memoria a sus compañeros.

Hugo Olivera fue Infante de Marina durante la Guerra de las Malvinas.

“Trabajamos en la educación, dando charlas con videos. También tenemos una muestra de arte itinerante, con murales y cuadros para mostrar homenaje a los 649 muertos en Malvinas y a todos los que se han ido en posguerra sin los tratamientos psicológicos adecuados”, explicó Olivera.

Para concluir, el hombre nos expresó que debemos seguir luchando por nuestra patria, por nuestros derechos aún en la actualidad: “Hoy 2 de abril del 2021 siento la misma necesidad de lucha como aquel del 1982″.

Hugo Olivera fue Infante de Marina durante la Guerra de las Malvinas.