El día viernes de la semana pasada se anunció que, por la cantidad de casos positivos de los trabajadores chilenos del paso aduanero, se cerraría el Paso fronterizo Cristo Redentor. Este lunes las condiciones no cambiarían y las personas autorizadas para ingresar a Chile serían solo residentes del país o extranjeros que posean la residencia.

A la Argentina, por el paso que une Chile con Mendoza, se puede ingresar sin restricciones tanto para personas residentes del país, como para turistas, solo se necesitará tener el PCR negativo. Pero las personas que tenían sus vacaciones planificadas para esta semana deberán estar atentos a los comunicados que se emitan.

Comunicado de Pasos Fronterizos sobre quienes pueden ingresar a Chile. Foto: Twitter @UPFronterizos

El Coordinador general del Paso Cristo Redentor, Justo José Báscolo, expresó que para este lunes no cree que se habilite el ingreso de turistas hacia Chile. Mientras que brindo información sobre el transporte de pasajeros que acepta el vecino país “solo atenderán a 3 colectivos por día”, -por supuesto con personas residentes del país trasandino-.

Todas estas modificaciones se dieron a raíz de que hay una gran cantidad de contagios Covid-19 de los funcionarios de la Policía de Investigación (PDI), Aduana y los trabajadores del Servicio Agrícola Ganadero (SAG). Los trabajadores realizaron una huelga para que les garanticen condiciones de salubridad durante el tiempo que trabajen en el lugar.

¿Qué pasa con el transporte de carga?

Desde las autoridades habían anunciado que sí podrían ingresar a Chile los camiones de cargas. Pero la parte chilena a reducido los turnos de los servicios para la atención de los transportistas en el Complejo Los Libertadores.

A esta restricción se le suma un test de antígenos obligatorio para todos los transportistas que ingresen al país, antes este examen era aleatorio, lo que ha generado una gran demora. En Uspallata hay aproximadamente 600 camiones aparcados, con el test y los papeles realizados a la espera de que les permitan subir al complejo para cruzar.

Como medida local, Gendarmería cortaría la subida de los camiones de carga a Alta Montaña, en la altura de la destilería de Luján de Cuyo. Esto permitiría que al irse liberando espacio por la subida de los camiones a Chile tengan espacio en Uspallata.