Papá Iroman: “Cocho” Lémoli enviudó, tiene dos hijos y se volvió maratonista para seguir adelante

Maximiliano Lémoli, maratonista.
Maximiliano Lémoli, maratonista. Foto: Godoy Cruz

Maximiliano trabaja en la Municipalidad de Godoy Cruz y tras la muerte de su esposa en un accidente de auto se vio devastado. Sin embargo, correr en maratones encontró el sentido de superación.

Maximiliano Lémoli, más conocido como “Cocho”, tiene 33 años y es trabajador municipal en Godoy Cruz. Es padre de dos pequeños hijos y tras el dolor por la pérdida de su esposa, su vida “se vino abajo”. Sin embargo, las maratones se convirtieron en su herramienta para construir su resiliencia.

Su esposa Antonella falleció hace dos años en un accidente de tránsito y quedarse con dos hijos a cargo, Merlín (5) y María Paz (8), y sus responsabilidades como padre, lo hizo caer en un profundo agujero anímico.

Pese a la ayuda recibida por parte de la familia, la desolación fue inmensa. Hasta que encontró en la maratón su oxígeno y fuerza para salir adelante.

Actualmente se está preparando para los 30 km de la carrera New Balance, que será el domingo 3 de julio, en Buenos Aires.

Maximiliano Lémoli, maratonista.
Maximiliano Lémoli, maratonista. Foto: Godoy Cruz

“Unos meses después que pasó lo de Antonella tenía una carrera, los 21 km de Uspallata. No tenía alma para nada, los profes me dijeron que probara ´a ver qué pasaba´. Fui, y desarmado como estaba, corrí y gané. Eso fue algo que me dijo que tenía que seguir por ahí, que ese era el camino. No sé si fue ella, pero a partir de ese momento me dediqué a correr más y más”, confesó Lemoli.

Maximiliano Lémoli, maratonista.
Maximiliano Lémoli, maratonista. Foto: Godoy Cruz

Tras aquel momento bisagra, intensificó sus entrenamiento a base de una mejor alimentación, apoyo psicológico y enfocarse al deporte de alto rendimiento.

Guiado por la experimentada profesora de atletismo Nené Distefani, de CAVEM, dejó de lado las pruebas de pistas y apuntó a las maratones (42 km).

Fue entonces que en abril compitió en la maratón de Mar del Plata (42 km), donde se ubicó entre los primeros 45 y que le valió la invitación para la New Balance.

En mayo, en el Trail Running Mendoza Deportiva de Uspallata (30 km), a más de 2 mil metros sobre el nivel de mar, se subió al segundo escalón del podio e hizo su mejor tiempo hasta el momento: 2 horas y 57 minutos.

Sus hijos lo acompañan

Su fuerza son sus hijos. Según Lemoli, María Paz practica gimnasia artística y Merlyn, fútbol de salón. Ambos en el Jockey Club. Y muchas veces, los niños se prenden en sus ejercicios.

“Ella hace gimnasia conmigo y me dice que le gusta porque yo lo hago”, contó Lemoli, evidenciando que ellos son su inyección anímica que necesita.

“Si sigo como voy, dentro de muy poco tiempo puedo estar compitiendo hasta afuera del país, en Sudamérica”, proyecta el godoicruceño.

Su sentido es “más allá de la competencia, lo que busco es ser feliz haciendo esto y dejarles a mis hijos el mejor ejemplo y el mejor recuerdo. Vivir la vida más sana y prolongada que se pueda, poder disfrutarlos a ellos y enseñarles que la vida sigue, que es posible reconstruirse y que también pasan cosas lindas”, reflexionó.

Fuente: Godoy Cruz

Temas Relacionados