Según fuentes policiales a las 17.30 ingresó un llamado al 911. Vecinos del Barrio Reconquista, ubicado en la región de Maipú denominada la Triple Frontera, habían escuchado varios disparos. Luego se reportó de la existencia de un hombre herido.

Una persona de sexo masculino de 41 años de edad fue asesinado de un disparo cerca de su casa. El presunto homicida, un joven de 25 años, fue capturado por la policía en un taller mecánico donde se había escondido mientras trataba de ocultar un revólver debajo de un colchón.

Cuando los primeros efectivos llegaron al lugar, la hija de Marcelo Osvaldo Carpio les indicó que un sujeto había llegado minutos antes y había disparado unas 10 veces contra la vivienda, ubicada en la manzana “A”. El dueño de casa y sus familiares salieron en persecución del pistolero y cuando estaban por darle alcance, en la plaza del barrio Unión y Fuerza, el sujeto disparó nuevamente. Esta vez el proyectil dio en una axila de Carpio, por lo que fue trasladado de urgencia al hospital Paroissien. Pero ya era tarde e ingresó sin vida.

Fuentes de la causa precisaron que la víctima tenía antecedentes por amenazas y robo agravado.

En busca del asesino

Mientras los médicos certificaban el fallecimiento de Carpio, los investigadores obtuvieron el dato de que el presunto autor del homicidio había huido y buscado refugio en un taller mecánico ubicado en la manzana “A” del barrio Unión y Fuerza.

Por eso los uniformados fueron al lugar indicado y, con la autorización del dueño, ingresaron al inmueble. Allí lograron detener al sospechoso, un joven de 25 años de apellido Lemos.

Además secuestraron un revólver calibre 38, que el ahora detenido intentaba esconder debajo de un colchón.

Mientras tanto, los enardecidos vecinos de la víctima iniciaron un incendio en la casa del acusado, ubicada en el cruce de Barcala y Gatica, en Maipú. Fuente Los Andes