Tomás Aguirre es un mendocino que tiene un emprendimiento destinado a que músicos de la provincia reciban un entrenamiento personalizado según el instrumento que utilicen. Fortissimo tiene como fin mejorar los hábitos saludables de los artistas e incrementar sus habilidades.

//Mira también Después de más de dos meses los mendocinos volvieron a publicar postales con lluvia en sus redes sociales

Las rutinas de ejercicios que arma Tomás son pensadas desde el instrumento que se manipula, con las intenciones de re educar la postura basándose en la vida que lleva la persona. “Se analiza, se construye y se prepara todo para que la persona pueda desarrollar hábitos saludables para su vida musical y su vida en general. De esta manera, lograr una buena educación corporal musical”, comentó Aguirre a Vía Mendoza.

El joven es profesor de Educación Física y estudia música por ello, decidió comenzar fusionar los dos aspectos de su vida para crear este espacio. “Siempre fueron dos amores que estaban coexistiendo en mí y creciendo a la par”, indicó.

La iniciativa comenzó luego de ver como uno de sus docentes de música estaba lesionado y estaba en recuperación. “De allí hice un sondeo y mire cuántas personas musicales podía captar con esta iniciativa del ejercicio pensado para la música. Las respuestas fueron alentadoras y me lancé”, señaló.

Tomás Aguirre tiene un emprendimiento para ayudar a que los músicos tengan una buena postura.

//Mira también Nacidos en pandemia, Bag in Box se prepara para presentaciones presenciales

La modalidad de trabajo del proyecto es de manera individual o grupal con músicos de diferentes instrumentos. “En este campo de actividad musical y actividad física estarían aprendiendo el uno del otro para poder tener artistas practicados, cuidados y duraderos. Desde el cuerpo en sí, la mente y la emoción”, dijo.

“La mejor música tocada y brindada es la que sale del alma. Un cuerpo fuerte, ágil y sano es aquel creado con propósito de amor. Si podemos construir estas dos desde el camino que contiene corazón, seremos seres más profundos a la hora de nuestra intervención musical corporal. Es importante sentirnos bien para lograr nuestros objetivos”, concluyó.