Hace un mes se conoció otro caso de femicidio en Mendoza, tratándose de la muerte de Daiana Aballay, quien murió a machetazos con tan solo 24 años. El hecho ocurrió el domingo 18 de abril, en la casa de Daiana, ubicado en el barrio Espejo de Las Heras.

// Mira también: No se encontraron rastros de Abigail Carniel en el rastrillaje que se realizó en Las Heras

El principal sospechoso de su asesinato es Sebastián Salomón, un joven de 20 años que en su momento fue declarado imputable por aparentes problemas de salud mental. Sin embargo, frente a la gran cantidad de evidencia en su contra, la fiscal Andrea Lazo pidió que el detenido reciba prisión preventiva mientras se procesa la instrucción.

Este miércoles, la jueza Miriam Núñez, del Juzgado Penal Colegiado Nº 2, le impuso al sospechoso la medida de coerción. Con esta decisión, Salomón deberá seguir detenido en un penal provincial.

La evidencia que se presenta en contra de Salomón es bastante: el machete utilizado para el crimen y ropa y elementos de Salomón con sangre de Aballay. A eso se suman los testimonios de vecinos que vieron a Salomón fugarse del lugar del hecho y los rasguños que presentaba el sospechoso al momento de su detención.

// Mira también: Designaron las autoridades de la comisión Especial de Género y Erradicación de Trata de Personas

De ese modo, el presunto matador continuará preso y aguarda el juicio por el delito de homicidio criminis causa en concurso ideal con homicidio agravado por ser cometido por un hombre contra una mujer mediando violencia de género (femicidio) en concurso real con abuso sexual con acceso carnal agravado por el uso de armas.

De ser considerado culpable, Salomón recibirá una condena de prisión perpetua.