Pablo de 12 años y Sol de 10 años, son dos hermanos oriundos del Barrio Alicia de Godoy Cruz que tienen un pequeño emprendimiento con el cual se costean sus gustos. Su mamá, Camila, realiza panificados para poder aportar en su casa y es quien supervisa las tareas tanto de venta por redes como de la cocina.

El emprendimiento se llama ‘Panqueque Los Hermanos’ y comenzó luego de que Sol quisiera comprarse algo que sus padres no consideraban estrictamente necesario. Camila, madre de ambos, le propuso a su hija que empezara a realizar panqueques ya que era algo que sabía hacer y que todo lo recaudado era para ella.

Desde entonces Sol empezó a emprender y Pablo se sumó después, los pequeños ofrecen la docena de panqueques (de 20 cm) hechos con leche a $ 140. Realizan pedidos al 261 2113167, con envío a partir de las dos docenas y tienen que ser por la zona. Su mamá es quien los acompaña en las entregas o los lleva en su vehículo, también es ella la que se hace cargo de las publicaciones de redes sociales.

Ambos jóvenes no toman esto como un trabajo forzado, sino que lo hacen cuando quieren ahorrar para algo en específico. Por ejemplo, ahora Pablo quiere comprarse una guitarra criolla para aprender a tocar, por eso ahora están tratando de vender todos los días. Su mamá comentó “a veces retoman, a veces paran, antes era solo los fines de semana”.

Los carteles que realizan para vender su producto. Foto: Gentileza Cami Cian

Por su parte Sol, se muestra muy contenta por las ventas que realizan y poder tener su propio dinero. Ella es la que se encarga de hacer la mezcla y después se dividen con Pablo la cantidad de docenas para hacer. La parte de marketing también lo realizan a mano, hacen carteles con cartulinas de colores y lapiceras de colores.

Repercusión en las redes sociales

La gente de Facebook los felicita y les desea mucho éxito a los hermanos. Camila Cian, afirma que está formando adultos responsables. “Los chicos empezaron conmigo a ayudar en un voluntariado de gente en situación de calle, ahí comenzaron a ver las necesidades. Después iban a comedores, donaban sus juguetes y ayudaban a servir en un merendero. Ahí comenzaron a ver lo que cuesta día a día y a valorar más las cosas”, afirmó la mamá.

Las publicaciones que hace Camila para pormocionar el emprendimiendo de sus hijos. Foto: Facebook

Los comentarios no son siempre buenos, hay algunas personas que critican a la madre por hacer que sus hijos trabajen. “Ellos trabajan para ellos, se entretienen haciéndolo. Se desconectan del celular, de la tele, de la calle, porque vivimos cerca de un barrio donde a veces se escuchan tiros, por lo que no te da mucha tranquilidad que a veces estén en la calle”, cierra Camila.

Los jóvenes emprendedores no manejan las ventas por redes como forma de protección, aunque si tienen acceso a ver videos y tener sus redes aparte. Los chicos cuando fueron contactados para la entrevista se mostraron muy tiernos y felices de lo que hacen, incluso Sol expresó que le gustaría dedicarse a la cocina cuando sea más grande.