Un jurado popular declaró culpable, este miércoles, a Genaro Pantaleón Lucero de 43 años por el asesinato de Carina Rodríguez de 42 que atendía una verdulería durante un asalto en el departamento de San Martín en 2019.

El acusado fue condenado a prisión perpetua, lo máximo que otorga la pena. Lucero fue el autor material del disparo y el cuarto condenado que tiene la causa, ya que setiembre pasado tres de los cuatro imputados confesaron en un juicio abreviado.

David Bravo Chaile (37), Gonzalo Bravo Corso (36) y Genaro Lucero (24) -hijo del ahora juzgado- reconocieron su participación en el asesinato, por lo que los dos primeros recibieron la pena de 13 años y 4 meses, mientras que al más joven le dieron 15 años. Los tres por homicidio en ocasión de robo agravado por el uso de arma de fuego.

El abogado de Lucero había solicitado una condena pero por “un homicidio en ocasión de robo”, ya que el imputado declaró tanto en la instrucción como en el debate, ser el autor del disparo fatal, aunque asegurando que fue accidental. La víctima recibió un balazo en la nuca que le quitó la vida en el acto.

Por su parte la fiscalía, reclamó la máxima sentencia por el delito de homicidio criminis causa, entendiendo que Lucero mató a Carina Rodríguez para ocultar el robo que realizaba junto con el resto de la banda en la verdulería.

Esta fue la hipótesis que primó en el jurado. Los 12 ciudadanos tras algunas horas de deliberación tomaron la decisión que luego de la resolución, la jueza María Victoria Franano anunció la pena.

El crimen de Carina ocurrió en la siesta del jueves 21 de noviembre de 2019 en su negocio de venta de verduras en Lima y Soler del departamento de San Martín. Estaba con su hija de 12 años, quien se transformó en testigo presencial y pudo reconocer en parte a Lucero hijo.

Los ladrones se llevaron dinero y una balanza que luego fue encontrada en poder de Bravo Chaile. Entre las pruebas también se sumó el aporte de un vecino que marcó el vehículo en el que escapaban y declaraciones de identidad reservada.

Cabe destacar que Lucero siempre negó haber querido matar a Rodríguez, por lo que rechazó el juicio abreviado y llegó a este debate por jurado.