El Consejo Federal de Cultura organizó un concurso con el objetivo de resaltar la figura una importante guerrillera argentina al que denominaron “Martina Chapanay, libre y valiente”. Fue en concordancia con el Ministerio de Cultura y Turismo de Mendoza, el Ministerio de Turismo y Cultura de San Juan y el Programa Cultura del Gobierno de San Luis que 15 trabajos de las tres provincias fueron premiados.

// Mirá también: Estudiantes de veterinaria piden ayuda para hacer refugios sustentables a los perros de la calle

Desde la organización propiciaron una participación multidisciplinaria con el fin de promover la integración, la cooperación y el fortalecimiento de las identidades regionales. Además de “favorecer al desarrollo y contribuir a la construcción de un país federal mediante la articulación inter e intra regional”, explicaron.

Los trabajos ganadores de la provincia fueron los de Carlos Martín Rez Masud, Fabiana Haydee Pereira, Diana Graciela Fiore, María Sol Montenegro Galfo y Mónica Marina Borré.

De San Luis fueron premiados Noelia Raquel Barreto, Pablo Federico Castellano, Tania Soledad Cometto, Laila Belén Sanz y Juan Manuel Visetti. En tanto que de San Juan fueron Ana Clara Bustelo, Laura Velia Gonzales Sánchez, David Oscar Gardiol, Fernando Lucas Aguirre y Lucas Tadeo Díaz.

“A Martina Chapanay...”

El trabajo colaborativo “A Martina Chapanay” fue desarrollado por Diana Fiore (poesía y voz), Walter Cáceres (realización audiovisual), Cristian Mallea (ilustraciones) y Ariel Costa (tema musical) y resultó ser uno de los premiados de la provincia.

En diálogo con Vía Mendoza, Cáceres contó que lo motivó a presentarse la historia de Martina porque la considera “representativa de un problema que vivimos en diferentes órdenes de lo humano y por la cantidad de aristas que tiene”. Además reveló que es fanático de las historias regionales y la de Chapanay es una de ellas. Fue así que se decidió a participar y sumó a Diana, con quien ya había trabajado para otro concurso que ganaron.

Al respecto, Fiore contó que con la convocatoria pudo conocer mejor a la guerrillera. “Su vida intrépida e indómita me inspiró y me emocionó mucho. Una mujer muy interesante”, resaltó.

“Con semejante historia, y como mi imaginación es muy frondosa, pude inspirarme rápidamente y salió ese poema. Todo lo que ahí se dice tiene que ver con esas sensaciones de rebeldía, coraje y de ser mujer en un tiempo particular en el que los hombres hacen la guerra y ella tenía que participar desde otro lugar, con su propia identidad”, explicó la escritora.

Diana considera que llamó la atención del jurado “el ritmo del poema, la intensidad con que las palabras van llevando la emotividad expresiva”. Desde su punto de vista, “ya casi no se escriben poemas con rima en estos tiempos; sin embargo en este caso la musicalidad ameritaba ese ritmo vinculado a lo regional”.

Además, comentó que escribe desde “una emocionalidad que empatiza” y cree que fue así que logró llegar a los jurados del concurso.

Diana Fiore y Walter Cáceres.

“Martina Siempre”

Otro de los cinco trabajos premiados es el de Isabella Suden, Guadalupe Bobillo y Mónica Borré. Con “Martina Siempre” buscaron mostrar la mujer del pasado y del presente, con la idea de que ella no ha muerto porque está vivo su espíritu de libertad que lucha.

// Mirá también: Organizan una campaña para donar medias a un colegio del barrio La Gloria

Mónica e Isabella son madre e hija y a las dos les llegó la información del concurso por separado. “Almorzando nos contamos sobre el concurso y nos llamó la atención que se convocaran danzas contemporáneas y urbanas. Entonces surgió el interrogante de cómo bailar a Martina Chapanay desde un baile que no sea folclórico. Y eso fue una chispa”, comentó Borré.

Luego invitaron a sumarse a Guadalupe que es profesora de danzas y fue quien tuvo la idea de hacer una historia al estilo Vendimia, con un relato en off que introdujera el tema.

“Se hizo en escaso tiempo y con los recursos que teníamos a mano”, resaltó Mónica feliz con el resultado y quien fue la responsable de ponerle la voz al audiovisual que protagonizaron, produjeron y editaron las jóvenes bailarinas.

Las chicas se encargaron de todos los detalles, desde investigar, armar la coreografía, la música y filmar. Las mujeres contaron que lo filmaron en el Plumerillo y en la montaña, cerca del río. “Lo presentamos con el amor y la admiración hacia una mujer libre y valiente”, rescató Borré.

Guadalupe e Isabella.

Por su parte, Isabella reveló que le llamó la atención la figura de Martina como “mujer luchadora de sus derechos”. “Si bien en su momento no estaba luchando por el derecho de las mujeres, sino por el de su pueblo y por la Independencia cuando fue chasqui del Ejército de Los Andes. Pero esa figura femenina fuerte y luchadora se puede transpolar a la actualidad. Es un carácter femenino que existió en todos los tiempos, pese a que la lucha hoy es diferente”, cerró.