Han pasado tan solo dos meses del crimen que dejó a Florencia Romano sin vida. El caso, caratulado de femicidio, fue elevado a juicio este viernes por la fiscal de Homicidios Claudia Alejandra Ríos.

La fiscalía decidió que ya contaban con las pruebas necesarias contra el único sospechoso del caso, Pablo Arancibia. La fiscal Ríos notificó a ambos partes, la defensa y la querella. La familia de la adolescente es representada por Cristian Vaira Leyton y Agustín Magdalena.

Lo que sigue ahora es que el expediente pasará a un Tribunal Penal Colegiado para que se desarrolle un juicio por jurado popular, siempre y cuando la defensa de Arancibia no se oponga.

Pablo Arancibia detenido por el femicidio de Florencia Romano.

Sin embargo, las pruebas que complican al acusado dicen ser contundentes. Arancibia arriesga una pena de cadena perpetua por la imputación de femicidio. Actualmente el sospechoso se encuentra en prisión preventiva.