A fines de 2020 surgió Sumá Nativas, un proyecto participativo de restauración ecológica del área de Potrerillos que fuera afectada por el incendio que en julio del 2019 produjo graves daños en la cordillera mendocina. Por tal motivo se decidió convocar a voluntarios que deseen cooperar en las tareas reforestar el área quemada.

El fuego destruyó cerca de 15.000 hectáreas, de las cuales cerca de 8.000 se encuentran en la Cuenca del Río Mendoza. A dos años del siniestro, la mitad de la cobertura vegetal está perdida y es alto el riesgo de invasión con especies exóticas problemáticas como la rosa mosqueta. De esta manera, en el marco del proyecto desde esta organización invitan a sumar el aporte de los mendocinos para la regeneración del ecosistema.

Los trabajos se realizarán del 25 de noviembre al 5 de diciembre y quienes estén interesados pueden inscribirse como voluntarios haciendo clic aquí.

Desde la organización aclararon que algunas zonas el acceso tiene grados de dificultad ya que en algunas áreas a restaurar las pendientes pueden llegar a ser de 50 grados de inclinación.

También se informó que algunos sitios se encuentran alejados de las rutas de acceso por lo cual hay que movilizarse caminando cargados con plantines o baldes de agua.

Cada voluntario debe contar con movilidad propia para llegar al lugar, aclararon que con cualquier tipo de auto se accede fácilmente. De todas maneras si no se posee un vehículo, el voluntario puede coordinar con algún conocido.

Los organizadores de este proyecto advirtieron que hay que tener en cuenta que será un trabajo arduo y con temperaturas elevadas por la época del año en que se realizará, por lo que se deberá estar preparado.