Seguramente muchas mujeres se topan con dificultades cuando desean comprar ropa íntima. Desde no encontrar el talle correcto o recibir algún comentario denigrante del/la vendedor, serán contados con los dedos de la mano las mujeres que alguna vez no han sufrido por alguna de estas incomodidades.

Es dificultoso encontrar talles reales de cuerpos reales en la industria textil y la lencería no está exenta de la situación. Fue a raíz de esta problemática que se unieron dos amigas en busca de una solución para las mujeres mendocinas.

Se trata de Ainelén Varela y Macarena Ivars, dos jóvenes mendocinas universitarias que buscan traer a luz la situación. No se trata solo de un emprendimiento económico, sino de visibilizar todos los cuerpos femeninos y combatir los estándares de belleza en el mundo de la moda.

En dialogo con Vía Mendoza, Ainélen y Macarena nos brindaron mayores detalles del emprendimiento y sus razones para comenzarlo. Resaltando que fue una problemática que ellas mismas vivieron, una de las chicas nos explicó: “La mujer se ve representada por un ideal, el cual es un estereotipo de mujer que invisibiliza los cuerpos reales”.

Más que un emprendimiento

Antes de comenzar, investigaron en los locales de Mendoza y fue evidente la harta dificultad que tuvieron para conseguir diversidad de talles. Eso significa hallar talles menores que 85 y mayores que 100. “En caso de que se tenga diversidad de talles, los modelos de los conjuntos no cumplen con las expectativas que buscan las clientas porque no son diseñados para la juventud, sino más bien para la gente mayor”, contó Ainelén.

Las redes sociales de su marca no es utilizada solo para promocionar sus conjuntos, sino también para encuestar a sus seguidoras y vislumbrar la belleza de todos los cuerpos femeninos.

Uno de los objetivos de sus redes sociales es visibilizar la diversidad de cuerpos, culturas y tonos de piel. Es la idea que buscan reflejar en cada foto que toman para la marca. / Gentileza IVAREL.

Varela nos comentó que hace poco tiempo habían encuestado en su instagram sobre las discriminaciones que sufrieron sus seguidoras en alguna oportunidad comprando. “Las respuestas que nos llegaron a nosotras nos sirven para realizar un análisis sobre lo que viven día a día las mujeres”, detalló Macarena. ¿El objetivo de las chicas frente las respuestas? Que desde su aporte, la situación no vuelva a repetirse.

Prejuicios y belleza

Comodidad y libertad es lo que buscan que sus chicas sientan y así combatir los estereotipos que exisisten en las redes sociales. “Muchas veces estamos pendientes de lo que opina el resto y no de que manera nos podemos sentir bien con nosotras mismas”, concluyó Ainelén.

“Nuestro desafío es que se animen a usar cualquier tipo de conjunto sin prejuicios hacia ellas mismas y hacia las demás”, explicó Macarena, haciendo referencia a uno de los objetivos que establecieron con su marca Ivarel.