La Buena Moza nació en el año 2000 a partir de un proyecto que se realizó en la primera escuela popular de teatro, donde comenzó su recorrido artístico cultural con funciones y espectáculos producidos desde la autogestión. Su referencia artística, que es el estilo uruguayo, se fue resignificando con los años y a 20 años de su creación, consideran que ya puede decirse que son “una murga mendocina”.

Se caracterizan por combinar canto, actuación y vestuarios llamativos para dar vida a letras de contenido crítico y social desde la ironía y el humor. Además, por presentar espectáculos con gran producción y colorido, para contar una gran historia como hilo conductor.

Esto fue posible gracias a que a lo largo de estas dos décadas pasó por el grupo una gran cantidad de gente que fue dejando su impronta, según refieren. “Cada uno suma porque adoptamos una forma cooperativista, ya que todos participamos. Las creaciones son colectivas y la producción general es siempre de La Buena Moza, de todo el equipo”, resaltó Marcelo Sosa, uno de los integrantes a Vía Mendoza.

“En estos 20 años es muy loco lo que ha sucedido porque si escuchás el primer espectáculo, parece que fuera actual. La murga tiene una parte que es el salpicón o popurrí que es donde, de una forma inteligente y graciosa, contamos la realidad de los que sucede en el país, es una parte más política, y siempre está actual”, expresó el artista.

Murga La Buena Moza

Además, consideran que con el paso del tiempo se fueron fortaleciendo como grupo por el amor a lo que hacen. “Esta murga surgió de tomar de tomar muchas cosas de la murga estilo uruguaya, pero con tanto tiempo y tomando la idiosincrasia de Mendoza y Cuyo, le llamamos murga mendocina a este estilo de canto, teatro, danza y percusión en un mismo show”, comentó Sosa con orgullo.

Y agregó: “Nos fuimos fortaleciendo con las ganas de poder crear y decir. Muchas veces dicen que somos la voz del pueblo, pero es muy grande. Sí tenemos la gran posibilidad de ser un grupo muy diverso que con respeto, cariño y amor puede subir a un escenario a decir y contar nuestras viviencias, la justicia e injusticia, la igualdad y la desigualdad”.

La vuelta a los escenarios

La Buena Moza vuelve a las tablas este domingo 21 de febrero, a las 20, y será en el festival “Refrescarte” que tendrá lugar en el predio Velasco Quiroga de Santa Rosa. La murga mendocina presentará, en el marco de los festejos por los 20 años del grupo, el espectáculo “Dementes, la rebelión de las neuronas”.

Se trata de la rebelión de las neuronas ante el frío y especulador cerebro, por lo que ellas quieren probarle que otros órganos lo manejan. La historia transcurre por distintas problemáticas neuronales que hacen un parangón con la vida social y cotidiana.

Y, si bien el espectáculo fue escrito antes de la pandemia, la obra se aplica a la realidad ya que resalta que “nadie se salva solo” y que todos juntos podemos lograr un mundo mejor. Siempre en comunidad.