Fue en un Registro Civil de Mendoza. Ocurrió en marzo de 2017 y en abril dejaron de pagarle. Ahora lo cesantearon. 


El Gobierno de Mendoza cesanteó a un agente del Registro Civil que en 2017 se tomó una licencia de 35 días sin estar autorizado. El Decreto Ley 560/73 en el artículo 67, inciso A, menciona que “son causas para la cesantía las inasistencias injustificadas superiores a 6 días, continuas o discontinuas”. Se trata de Gonzalo Javier Muñoz, del Registro del Estado Civil y Capacidad de las Personas

La licencia comenzó el 13 de marzo de 2017, cuatro días después se lo notificó para que se presente a trabajar y no lo hizo. Desde la Asesoría Letrada del área se sugiere la apertura de un sumario administrativo, como se establece en el artículo 74 del Decreto ley 560/73.

El 18 de diciembre de ese año, por la Resolución 606, se instruye un sumario administrativo a Muñoz y se fija un plazo de 8 días para que presente un descargo.

El agente fue notificado para presentarse a prestar declaración indagatoria el 21 de marzo de 2018. Además, se le informó que desde el 1 de abril de este año no cobraría más sus haberes.

Sanción

El Decreto Ley 560/73, en el artículo 67, inciso A, menciona que “son causas para la cesantía las inasistencias injustificadas superiores a 6 días, continuas o discontinuas”.

La Junta de Disciplina concluyó que le corresponde a Gonzalo Javier Muñoz la sanción de cesantía por vulnerar el inciso C del artículo 67 del Decreto Ley 560/73. Además, señalaron que una vez vencido el plazo de licencia requerida, el empleado no se presentó a trabajar.

Es por ello que este 4 de diciembre, por el Decreto 2141, el Gobernador Alfredo Cornejo resolvió aplicar la sanción de cesantía.






Comentarios