Son más de 1.500 los efectivos que estarán trabajando en la seguridad el día miércoles.  


Entre la policía de Mendoza, la seguridad privada, la Gendarmería Nacional, la Policía Federal y gente del programa “Tribuna Segura” juntarán 1.500 efectivos para brindar seguridad en el partido del día miércoles en el que se enfrentarán Boca-River por la Superfinal.

Si bien es un número bastante elevado, se esperan 40.000 hinchas, según informó Diario Los Andes. En la conferencia de prensa que se realizó en el Hotel Sheraton de Mendoza, estuvieron el subsecretario de Relaciones Institucionales del Ministerio de Seguridad, Nestor Majúl, el gerente de Torneos y Competencia, empresa que organiza el encuentro, Matías Calcagno, y el gerente operativo del programa “Tribuna Segura”, del Ministerio de Seguridad de la Nación, Juan Castrilli.

Majul informó que el Malvinas Argentinas abrirá sus puertas para que la gente pueda ingresar a las 17:30. Los efectivos de la policía de Mendoza serán 1.000, de seguridad privada 350, de Gendarmería Nacional 100 y 60 de la Policía Federal.

“Esperemos que sea un espectáculo deportivo. Que la gente venga a disfrutar uno de los eventos futbolísticos más importante del mundo, que lo viva como nosotros, con mucha intensidad, pero entendiendo que se trata de un evento deportivo, y que se juega una copa y nada más que eso”, detalló Majúl

Ambas parcialidades vienen desde Buenos Aires por la misma ruta. Es por eso que se le consultó al funciario como harán para que no se crucen: “Estamos coordinando con las otras provincias todo lo relacionado con el control de la ruta por las provincias, tanto con Gendarmería Nacional y las policías provinciales”.

El gerente de TyC comenzó diciendo que, más allá de los efectivos, la gente también es responsable de la seguridad: “si bien nos cuidan muchas fuerzas de seguridad, las 40.000 personas que estaremos en el estadio somos las responsables de la seguridad. Siempre es bueno que nos recuerden como nos tenemos que comportar todos dentro de un estadio, pero somos todos responsables”.

Por otra parte, Juan Castrilli, del Ministerio de Seguridad de la Nación, indicó como se va a trabajar sobre el ingreso a la cancha: “Se va a monitorear todo el trayecto que hagan los simpatizantes que vengan en ómnibus y en vehículos particulares y también se trabajará con biométricos con identificación facial en todos los sectores del estadio, para que no se nos escape ningún detalle. Por eso solicitamos a la gente que no cometa ningún tipo de desmanes y hechos de violencia, tanto en la ida como a la vuelta del estadio, porque no sólo le tendrá que responder a la justicia, sino también los responsables serán sancionados con la prohibición de ingresar a los estadios”





Comentarios