El Ministerio de Desarrollo Productivo de la Nación asignó un cupo específico de $300 millones en créditos subsidiados para la vitivinicultura para financiar inversiones que beneficia desde la producción de uvas para vinificar, vender en fresco o pasas, a la elaboración de vinos, espumantes y la fabricación de jugo concentrado o mosto.

La línea de financiamiento del Banco Industrial y de Comercio Exterior (BICE) para inversión productiva tendrá hasta siete años de plazo y una tasa máxima de 24% durante los primeros 24 meses, a partir de la bonificación de tasa que aporta el Fondo Nacional de Desarrollo Productivo (Fondep), precisó hoy la Corporación Vitivinícola Argentina (Coviar).

Por primera vez, destacó la entidad, dentro del monto total se asignó un cupo exclusivo de 15% del total ($300 millones) para financiar inversiones en el sector vitivinícola, desde la producción de uvas para vinificar, vender en freso o pasas, a la elaboración de vinos, espumantes y la fabricación de jugo concentrado o mosto.

El lanzamiento de estos créditos estuvo encabezado por el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas; el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, el secretario de la Pequeña y Mediana Empresa y de los Emprendedores, Guillermo Merediz, y el titular del BICE, José Ignacio de Mendiguren y José Zuccardi, presidente de Coviar

"Hace un año la tasa de interés a la que debían financiarse las empresas era del 80, 90 o 100% anual", recordó Kulfas, quien agregó que "ninguna empresa podía sobrevivir con semejante tasa de interés y cuando cae el financiamiento cae la producción, la inversión, se reduce el empleo y la economía entra en un período recesivo".

La asignación de este cupo específico de financiamiento para inversión es parte del plan del Gobierno nacional de impulso a las exportaciones vitivinícolas anunciado para llegar a u$s 1.000 millones de ventas al exterior de vinos fraccionados; y se suma al reciente aumento en los reintegros a las exportaciones, recordó la Coviar.

El Fondep subsidiará 12 puntos de tasa durante los primeros tres años, sobre la tasa Badlar Privada + 6 puntos; asimismo, en los primeros 24 meses la tasa final no podrá superar el 24% anual; y las empresas podrán pedir hasta $75 millones.

También se presentó la línea BICE Internacionalización, con un cupo total de u$s 35 millones para créditos de prefinanciación de exportaciones con un plazo de hasta seis meses, que contará con el respaldo de garantías de Fogar.

"Es fundamental que estas pymes y muchas más aumenten su capacidad exportadora porque son la garantía de que tengamos los dólares genuinos que necesitamos y por eso es por lo que las apoyamos tanto desde el financiamiento; y además ésta trabaja con el reciclado de plásticos, en esta idea de la economía circular y de la economía verde que tanto avanzan en el mundo y que acá en Argentina tienen que fortalecerse", añadió Kulfas.

Para De Mendiguren, "son líneas que simbolizan por dónde vemos la salida de esta situación de crisis que vive el país a causa de la gestión anterior y la pandemia. La salida es invirtiendo a largo plazo, creciendo y produciendo más. La salida es exportando más y con más agregado de valor".

"Es muy importante para las economías regionales y para la vitivinicultura en particular poder contar con financiamiento accesible, una condición indispensable para invertir, generar trabajo y ser más competitivos", destacó José Alberto Zuccardi, presidente de Coviar. Fuente Télam