Organizaba bingos a través de las redes sociales. Fue sentenciado a 3 años. Primer fallo de este tipo en la provincia.


La fiscalía de Delitos Económicos a cargo del Dr. Fravio D´amore inició una investigación sobre una persona que organizaba bingos sin autorización por las redes sociales y este jueves un hombre fue condenado.

El joven fue condenado a 3 años de prisión por fomentar y organizar un bingo a través de redes sociales. La imputación fue por explotación y organización de juegos de azar ilegales. Si bien la Ley prevé castigos de hasta 6 años para estos casos, el acusado recibió la mitad de esa pena, y en suspenso. Es decir que conservará su libertad

La pena fue determinada tras un acuerdo en juicio abreviado tras el reconocimiento del delito por la gran cantidad de pruebas acumuladas en su contra.

Desde el Instituto Provincial de Juegos y Casinos (IPJyC) destacaron la condena y adelantaron que trabajan en una denuncia contra varios sitios que están cometiendo el mismo delito, que será presentada ante la Unidad Fiscal de Delitos Económicos e Informáticos en breve.

Actuamos de oficio a fines de julio, a raíz de una nota periodística que hacía notar la proliferación de juegos ilegales en plataformas online y redes sociales, por fuera de la reglamentación del Instituto Provincial de Juegos y Casinos. Ordenamos una investigación y pudimos dar con una persona que organizaba un bingo por internet, con perfiles falsos”, resumió Flavio D`amore, de la UFI Delitos Económicos.

El funcionario del Ministerio Público Fiscal detalló que la mecánica incluía transferencias a través de la App Mercado Pago y que en el allanamiento se secuestraron fichas de bingo, planillas, teléfonos celulares y computadoras.

La contundencia de las pruebas hizo que la defensa del imputado reconociera los cargos y se llegara a un juicio abreviado por la violación del artículo 301 bis, de la Ley de Impuesto a las Ganancias, que prevé entre 3 y 6 años de prisión “para quien explotare, administrare, operare o de cualquier manera organizare, por sí o a través de terceros, cualquier modalidad o sistema de captación de juegos de azar sin contar con la autorización pertinente emanada de la autoridad jurisdiccional”.

Finalmente, D´Amore advirtió sobre la posibilidad de denunciar este delito en el MPF en forma particular, o bien que el propio Instituto Provincial de Juegos y Casinos realice las denuncias. Fuente Mendoza Post


En esta nota:

Policiales

Comentarios