La comuna quiere evitar que los trabajadores que se anoten para la temporada pierdan sus beneficios sociales.


La municipalidad de General San Martín impulsa que los cosechadores mendocinos, si son contratados por los productores vitivinícolas no pierdan sus beneficios sociales.

Julio Acevedo, director de Promoción Económica, del departamento del este mendocino expresó: “Es un tema que nos interesa mucho porque mueve un gran volumen de dinero que aspiramos a que quede en la economía del departamento. Venimos trabajando hace meses con la Dirección de Agricultura de la Provincia para poder garantizar la cosecha del año que viene“.

Acevedo sostuvo que frente a la pandemia se abre un escenario incierto “debido a la imposibilidad de traslado de obreros de otros lugares por el Covid 19. Este año, vamos a tener dificultades para trasladar gente de otras provincias. Hoy con el tema de la pandemia no pueden venir como antes 50 personas en un colectivo. Por esta razón, queremos tener mano de obra disponible local”.

Esta alternativa sobre la que está trabajando la Dirección de Desarrollo Económico permitiría que el movimiento de dinero que genere la cosecha quede en nuestra región, en los comercios de la zona. “Tenemos que trabajar con otros organismos como sindicatos, uniones de trabajadores, entre otros, para darle forma definitiva. Hay un trabajo conjunto muy importante que es con la Anses, para proteger al trabajador para que no pierda los subsidios que se otorgan; ya sea asignaciones por hijo o de emergencia. Esto le daría tranquilidad a los cosechadores y un ingreso extra. Ese es nuestro objetivo”.

La Federación Económico Mendoza (FEM) se ha manifestado respecto de la cosecha 2021 y sostiene que la dificultad de circulación de personas por encontrarse las fronteras provinciales cerradas, “afecta de manera directa al trabajador golondrina y a las provincias que necesitan de esos trabajadores para levantar su cosecha. Precisamente una de las principales problemáticas que se plantea hoy es de qué manera resolver el traslado de los trabajadores golondrina, porque no se sabe exactamente qué cantidad de cosechadores se necesitan para realizar esta tarea de manera completa en la provincia”.

Datos Desde el área de Desarrollo Económico estiman que el pago a los obreros de la cosecha, genera que más de 100 millones de pesos; un dinero que en su gran mayoría sale de la provincia rumbo a Tucumán, Salta y Jujuy desde donde llegan cada año los obreros golondrina.

Ese dinero podría ser un circulante en Mendoza, y una buena cantidad en el Este de la provincia.


En esta nota:

Economia

Comentarios