En el reinicio de las clases no presenciales en Mendoza, la Dirección General de Escuelas ratificó la vigencia del ítem aula.

"No hace falta ninguna adaptación, sigue igual que siempre, la diferencia es cómo se determina si el docente está presente o no", expresaron desde la DGE.

El gremio docente salió a pedir paritarias y reclamó por las condiciones de trabajo de los afiliados y dispuso la "retención de tareas" entre lunes y martes.

Ante esta medida, la DGE advirtió que quien se sume a este paro virtual perderá el ítem aula. Pero las autoridades dijeron que hasta ahora la medida no ha tenido impacto. "El relevamiento que hicimos hoy indica que el 99.9 por ciento de los docentes está trabajando", indicó un funcionario del Gobierno Escolar.

Además, desde la DGE remarcaron que las directoras llenan una vez a la semana un registro sobre el trabajo de cada docente de la escuela que sirve de constancia para el pago del ítem.

El ítem aula se aplica en Mendoza desde 2016. Representa el 10 por ciento del salario y el docente lo pierde si falta a la escuela tres veces en un mes o 10 veces a lo largo del año.

En el caso de plegarse a un paro, el docente pierde automáticamente el ítem ante la primera falta, porque la adhesión a una medida de fuerza es tomada como una falta injustificada. MDz