El Gobierno busca reperfilar la curva de vencimientos y seguir en el camino de la sostenibilidad de la deuda.


El Ministerio de Hacienda y Finanzas informó que, en el marco del proceso de renegociación de la deuda, Mendoza decidió extender por 10 días el plazo para que los tenedores de bonos acepten o no la oferta de la Provincia. El plazo fijado inicialmente vencía este martes 16 de junio.

El Gobierno de Mendoza tiene como objetivo reperfilar la curva de vencimientos y seguir en el camino de la sostenibilidad de la deuda. “El principal desafío es que los acreedores entiendan que el problema de Mendoza no es la pandemia sino un contexto nacional complejo en el que no se avizora crecimiento económico por tiempo indeterminado”, indicaron desde el Gobierno.

En esa misma línea sostienen que el inconveniente no es de corto plazo, sino que es estructural. Según manifiesta el Ejecutivo, la provincia está dispuesta a pagar pero no podrá hacerlo en las condiciones que se acordaron en 2016.

Casa de Gobierno, Mendoza.

Mendoza ha mostrado voluntad de seguir negociando con los acreedores para encontrar la forma de honrar sus compromisos. Hoy Argentina no tiene acceso a financiamiento internacional por lo que no existirá posibilidad de tomar nuevos créditos para afrontar vencimientos.

De esta manera, buscan alcanzar lo conseguidos en 2004 con el bono Aconcagua. Es decir, reestructurar los vencimientos a largo plazo para poder cumplirlos.

La oferta que se hizo a los bonistas es pasar el vencimiento de 2024 para el 2029 y bajar la tasa de interés del 8% al 4% anual. Además, libera a Mendoza del pago de los cupones de intereses. Tanto del que venció en mayo y no se pagará esta semana, como los de noviembre del 2020, mayo del 2021 y noviembre del 2021.




Comentarios