El Gobierno provincial habilitó los encuentros en casas particulares los sábados, domingos y feriados.


Este fin de semana largo, Mendoza puso a prueba las reuniones familiares de hasta 10 personas con el fin de que los mendocinos se reencuentren con sus seres queridos, luego de dos meses de aislamiento social, preventivo y obligatorio por la pandemia de coronavirus.

El gobernador, Rodolfo Suarez, autorizó estos encuentros los días viernes, sábados, domingos y feriados en casas particulares, de 9 a 23. Para esta medida, no corre la terminación del DNI que en la provincia se aplica para las compras y las salidas recreativas, entre otras.

En esta primera prueba piloto, no se registraron inconvenientes, la medida se respetó como indica el protocolo y no hubo multas, según informó Sitio Andino. Desde el Ministerio de Seguridad local comentaron que, si bien se registraron algunas denuncias al 911 o al 148, cuando los efectivos policiales se dirigieron al lugar certificaron que no hubo ningún tipo de incumplimiento.

En el Decreto 635, el Gobierno establece que las reuniones están permitidas en domicilios particulares y está prohibido hacer uso de los espacios públicos y el alquiler de sitios como salones o campings, etc. Además, no se pueden realizar reuniones sociales o juntadas que no sean exclusivamente familiares.

Para la regulación de esta flexibilización, los vecinos podrán denunciar en caso de que se detecten reuniones que incumplan esta normativa. Pueden dar aviso de irregularidades llamando al 911 o a través de la app 148 Mendoza (descarga en play-store), o en la web www.mendoza.gov.ar/consultas/. Las sanciones prevén multas de 50 mil pesos para el anfitrión o propietario del inmueble donde se constate la infracción.




Comentarios