La economía local depende de algunos de los sectores más afectados, como turismo y comercio.


Las medidas para frenar la pandemia del coronavirus tienen un alto impacto en la economía local y mientras dure la cuarentena obligatoria los especialistas estiman que Mendoza perderá alrededor de 1.000 millones de pesos por día.

En términos de Producto Bruto Geográfico (PBG), Mendoza movió U$S 16.500 millones en 2019 (estimación del Ieral) y de acuerdo a estimaciones privadas, la cuarentena podría llegar a costarle unos U$S 17,2 millones diarios, lo que equivale a 1.085 millones de pesos.

Jorge Day, de Fundación Mediterránea (Ieral Mendoza), explicó que las estimaciones bancarias preveían una contracción en torno al 2% en el Producto Bruto Interno (PBI) de Argentina, pero con la aparición del coronavirus “ahora se estima una baja total del 4,4% anual. La economía provincial evoluciona en forma similar al país”, dijo a Los Andes.

Entonces, de registrarse una caída del 4,4%, la economía de Mendoza perdería unos U$S 726 millones en relación al 2019 y cerca de un tercio se explicaría por los días de cuarentena (U$S 241 millones).

“La economía de Mendoza depende mucho de los sectores más afectados, y considerando que la crisis podría extenderse más allá del 31 de este mes, y hasta septiembre a nivel nacional, se puede esperar un impacto estimado en 5 puntos del PBG”, señaló el economista José Vargas, titular de Evaluecon. Desde la mirada del economista, el impacto económico diario podría superar los $1.000 millones diarios.

Mendoza con las calles vacías por la cuarentena.

El gobernador Rodolfo Suárez reconoció ante Los Andes que el golpe será grande para la economía aunque prefirió no arriesgar cifras. Solo que para amortiguarlo le están pidiendo al gobierno nacional que garantice los fondos de coparticipación presupuestados para 2020. Con ese dinero la Provincia podría salir a ayudar a los privados más afectados.

Para Alejandro Trape, economista de la UNCuyo, “no se puede saber si la cuarentena dura 14, 21 o 28 días. Lo que se tiene ahora es un boom de compras en los supermercados que después de unos días va a bajar -cuando la gente se stockee – ya no habrá colas. Las 24 actividades exceptuadas en el decreto nacional están funcionando pero muchas lo hacen en condiciones diferentes a las habituales”.




Comentarios