Miles de mendocinos se reunieron en distintos puntos de la provincia luego del anuncio del gobernador Rodolfo Suarez.


La suspensión de la reglamentación y de la aplicación de la ley minera 9.209, que modificó la anterior 7722 y el llamado al diálogo anunciado el jueves al mediodía por el gobernador Rodolfo Suarez, no convenció a los asambleístas y vecinos, quienes decidieron continuar con las protestas hasta que se derogue la ley.

Pasadas las 20.30, miles de mendocinos autoconvocados se concentraron nuevamente el jueves por la noche en San Martín y Garibaldi de Ciudad y en otras localidades de Mendoza para exigir la derogación de la ley minera 9.029, que modifica la normativa anterior.

Los vecinos se dieron cita con carteles con consignas como: “El agua de Mendoza no se negocia” y la “7722 no se toca” y luego marcharon por la calles céntricas de esta capital. La protesta en el microcentro mendocino incluyó una actividad denominada “Tambores por el Agua” que, con instrumentos de percusión, se hacían oír en la manifestación.

La masiva columna sumó más de 8 cuadras de manifestantes que marcharon hasta la plaza Independencia, frente a la Legislatura provincial.

En las últimas horas, la Asamblea Popular por el Agua Pura (AMPAP) había anunciado la realización de asambleas, mateadas, talleres y recitales, entre otras acciones en diferentes departamentos de Mendoza “en defensa del agua” y contra las modificaciones de la promulgada Ley 7722, que permite el uso del cianuro y el ácido sulfúrico en megaminería metalífera a cielo abierto.

Estas movilizaciones se suman a las realizadas en los últimos días y que el lunes 23 de diciembre reunieron en la explanada de la Casa de Gobierno provincial a una multitudinaria concentración contra los cambios a la ley minera, luego de una marcha de 100 kilómetros que había partido el día anterior desde San Carlos, en el Valle de Uco.

Marcha para derogar la modificación de la 7722




Comentarios