El joven padre de 22 años salvó a su pequeño de 4 de las llamas que se apoderaron de su casa de Martín Rodríguez al 300.


Un joven de 22 años sufrió severas quemaduras tras salvar la vida de su hijo de 4 años en medio de un incendio desatado en su casa en Guaymallén.

Anoche, cerca de las 22, en la vivienda de calle Martín Rodríguez al 300, un niño jugaba con una estafa a gas que de manera accidental provocó el siniestro en una de las habitaciones.

Apenas vislumbró las llamas, el hombre acudió al rescate de su hijo, pero terminó con quemaduras leves en rostro, manos y antebrazos, por lo que tuvo que ser trasladado al hospital Lagomaggiore para su asistencia.

En el lugar trabajó personal de Bomberos para sofocar las llamas.




Comentarios