En la mañana de este martes, Matías Montín, el joven que fue agredido en el boliche Ananá de Playa Grande, recibió el alta médico y a pesar de poder salir del Hospital, tendrá que llevar adelante ciertos cuidados esenciales.

El padre del joven de 20 años, Enrique, explicó a 0223 que los médicos sugirieron que en los próximos meses no viva “emociones fuertes”. “No va a poder jugar videojuegos ni ver pelis de terror o hacer deportes”, aseguró.

Matías Montín el joven de 20 años que fue atacado por un grupo en un boliche de Mar del Plata.Gentileza

Además, en este contexto, el hombre agregó que su hijo deberá realizar la vida “de una persona de 80 años”. “Habrá cuidados extremos con un montón de cosas. Matías no puede tener emociones fuertes. Sabemos que el tratamiento que viene ahora es muy importante para su recuperación y no queremos que le queden secuelas de este ataque”, explicó el papá.

A su vez, los médicos le habrían asegurado a Enrique, que teniendo en cuenta la recuperación de Matías, el tratamiento deberá perdurar por al meno seis meses y un año. “Yo creo que en seis meses ya va a estar bien y haciendo una vida normal. Soy muy positivo en ese aspecto”, confió Enrique.