Miriam Vaccarezza, tiene 62 años y hace once que padece cáncer, para continuar con su tratamiento necesita una medicación que debe ser entregada por Pami pero desde la entidad se niegan a otorgársela. La paciente lleva nueve meses reclamando y solicitó un amparo judicial.

La mujer marplatense fue diagnosticada en 2009 con el Linfoma No Hodking, que es un cáncer que comienza en las células llamadas linfocitos. Desde entonces, se sometió a diferentes tratamientos que dieron resultados pero también sufrió algunas recaídas.

Desde febrero de este año solicita a Pami poder acceder a la medicación que le corresponde, un Zevalin/Zevamab Ibritumomab Tiuxetan 3,2 Mg/2 Ml. “Pami dice que la droga no existe pero no es así. Es importada y es costosa porque solo un laboratorio la trae”, explicó Jorge Benabén, el esposo de la afiliada, en declaraciones a 0223.

Ante esta lucha burocrática, la paciente presentó un recurso de amparo y previamente había enviado una carta documento que no tuvo respuestas.

La Justicia Federal local tuvo una resolución favorable a Vaccarezza pero a pesar de la orden judicial, Pami continúa dilatando las gestiones para garantizar la cobertura de la mediación oncológica