La joven marplatense además aseguró sufrir maltrato psicológico y verbal. Tuve que ponerle un punto final porque no sabía cómo iba a terminar", relató.


Alexia Peralta difundió un video en las redes sociales en donde narró en primera persona las agresiones físicas, psicológicas y verbales de las que fue víctima. En las imágenes, la joven de Mar del Plata mostró las marcas que le quedaron en el cuerpo tras sufrir golpes por parte de su pareja, a quien denunció en la Comisaría de la Mujer y la Familia.

“Tuve que ponerle un punto final porque no sabía cómo iba a terminar”, manifestó en diálogo con TN. En una serie de videos que difundió a través de su cuenta de Instagram, contó que su pareja no había ido a dormir por dos noches y que el ataque ocurrió cuando reapareció. “Me agarró de los tobillos y me tiró contra el calefactor, me quemó todo el cuerpo y me arrastró por todos lados”, explicó entre lágrimas.

“Entre que me tiraba por todo el departamento pude agarrar una sábana, porque estaba desnuda y me dejó afuera en el pasillo, sin llaves, sin teléfono, sin ropa, sin nada”, agregó.

Peralta indicó que, después de la agresión, decidió llevar el caso a la Justicia. Sin embargo, pese a que ya pasó una semana de la denuncia, aún no cuenta con un botón antipánico. “Todo va muy lento y eso me pone mal”, aseguró.

Alexia mostró su declaración testimonial (@alexiaperaltta)

En la denuncia, la joven declaró que su pareja se presentó en la casa que compartían “drogado y alcoholizado” y aseguró que no era la primera vez que sucedían episodios de violencia, por lo que dijo temer por su integridad física.

“Intento llevar una vida normal, pero esto me sigue afectando en todo lo que hago. Cada vez que me baño o cambio, me veo las marcas y pienso que una siempre cree que está lejos de que le pase eso, pero no es así”, reflexionó.

Explicó que estuvo en pareja con el agresor durante tres años y afirmó que ya había vivido episodios violentos, pero que “nunca habían llegado a tal extremo”. “Se habían dado ciertas características, pero nunca había llegado a esto. Había maltrato verbal y psicológico”, reconoció.

“Tuvimos una relación durante dos años y ocho meses y ya no daba para más, por eso nos separamos. Cuando empezó la cuarentena me dijo que quería volver conmigo. Pensamos que todo iba a darse mucho mejor y que la separación iba a hacer que nos arreglásemos, pero cuando volvimos, todo se puso de nuevo como antes”, relató.

Al repasar la violencia de la que fue víctima en la relación, explicó: “Primero me humilló psicológicamente diciéndome que no me quería nadie. Cuando estás enamorada, no ves los signos, aceptás ciertas cosas y pensás que el otro va a cambiar, que el amor lo va a curar todo. Esto se volvió totalmente agresivo y tuve que ponerle un punto final porque no sé cómo iba a terminar”.

“Llegó a decirme que nadie me quería, que mis amigas y mi familia no me bancaban, que era insoportable. Hubo un momento en el que me lo llegué a creer y pensé que solo él iba a estar para mí. La única salida era quedarme con él”, sostuvo.

La joven también se refirió a lo que comúnmente sucede después de los episodios de violencia de género y aseguró que su pareja siempre le pedía perdón y le juraba que “nunca más iba a ocurrir eso”. “Lo que pasaba luego de la violencia física, verbal y psicológica era que él venía dándome las palabras que una mujer quiere escuchar. Usaba las palabras mágicas que a una mujer enamorada la endulzan”, indicó.

Además, señaló que le costó hacer la denuncia en la Justicia porque en varias dependencias policiales le dijeron que no le tomarían la declaración. “Estuve dando vueltas hasta que en una de las comisarías pude hacerlo. Igualmente, pasó una semana y no tengo botón antipánico”, reclamó.

Los números de la violencia de género

En lo que va de 2020, la Línea 144, el canal de comunicación creado para brindar atención, contención y asesoramiento en situaciones de violencia por razones de género, recibió 55.715 llamadas, según datos oficiales difundidos por el Ministerio de las Mujeres, Género y Diversidad. El promedio diario de comunicaciones desde el inicio del aislamiento obligatorio por el coronavirus muestra un aumento del 28% respecto al mismo período, anterior a las medidas de distanciamiento.

Según el informe, el 73% de las llamadas recibidas corresponden a consultas, esto es, que las personas que se ponen en contacto no dan cuenta de sus datos y no pueden ser individualizadas o que son comunicaciones posteriores a la intervención a través de la Línea 144.

El 98% de las personas que se comunicaron con la línea son mujeres y el 63% tienen entre 15 y 44 años. En relación a los agresores, el 92% son varones: en el 44% de los casos, se trata de la expareja de la víctima y en el 41%, de la actual.

En relación con los tipos de violencia registrados, el 89% denunciaron ser víctimas de violencia doméstica, el 68% manifestaron haber sufrido agresiones físicas y el 12%, hechos de violencia sexual. Del total de personas que llamaron, 1215 tenían medidas de protección vigentes.




Comentarios