La zona del barrio Los Trocos y el Parque Primavesi, cercano a Playa Grande, se volvió el centro neurálgico de los deportistas amateurs.


Con indicadores epidemiológicos favorables, Mar del Plata ya sumó la mitad de los días requeridos para pasar de la fase 4 a 5 aunque no parece importarles a muchos runners que decidieron salir a correr pese a estar imposibilitados por las normas que dicta el gobierno provincial y que acató el intendente Guillermo Montenegro.

Un relevamiento del sitio Loquepasa detectó que la zona del barrio Los Trocos y el Parque Primavesi, cercano a Playa Grande, se volvió el centro neurálgico de los deportistas amateurs.

“Si bien no corren en la costa donde están los principales controles, no se alejan demasiado. Suelen diseminarse por el barrio de Los Troncos y tienen los alrededores del Parque Primavesi como un sitio de encuentro para llevar adelante sus rutinas”, confirmó el portal de noticias.

Lejos de disimular, los corredores salen con vinchas, ropa flúo y principalmente con zapatillas deportivas.

En esa zona no hay un operativo de monitoreo de la Municipalidad de General Pueyrredon, que por el momento no se expidió ante el incumplimiento de la cuarentena ni inició investigaciones en redes sociales donde entrenadores ofrecen “precios módicos” para sumarse a las rutinas de entrenamiento.




Comentarios