Los médicos que atendieron al bebé confirmaron que las maniobras de los bomberos salvaron su vida y calificaron la asistencia de "milagrosa".


Bomberos de Batán salvaron la vida de un bebé prematuro que había dejado de respirar, en una maniobra de reanimación cardiopulmonar (RCP) que los médicos calificaron como “milagrosa”.

Los bomberos realizaban tareas de limpieza y desinfección de las unidades en su cuartel, tal como publicó 0223  cuando apareció un vecino sobresaltado y les dijo que había un recién nacido que no podía respirar en una vivienda ubicada a 100 metros. Allí, los uniformados llegaron corriendo y asistieron con celeridad al pequeño bebé mientras esperaban la llegada de una ambulancia.

La emergencia ocurrió en una casa ubicada en la intersección de las calles 39 y 48, de Batán, a menos de una cuadra del cuartel central.

El médico estabilizó al bebé y recreó sus últimos minutos para coincidir que la acción de los bomberos fue lo que salvó su vida.

Fuentes médicas informaron al medio citado que el bebé ya retornó a su casa y se encuentra fuera de peligro.




Comentarios