Una empresa británica utilizó toponimia argentina para nombrar las Islas Malvinas y Puerto Argentino. Esto provocó la indignación entre los veteranos británicos.


Los ingleses debieron tomarse un trago amargo, luego de que una famosa marca británica comercialice globos terráqueos donde se nombran a las islas del Atlántico Sur, como Malvinas. Si bien es correcta esa denominación, para los británicos no es así. A raíz de este “error”, la indignación no tardó en darse a conocer entre los veteranos británicos de la guerra de 1982.

En el globo indican y llaman a las islas con la toponimia “Malvinas”.

Estos se dieron cuenta que la empresa, no solo imprimió la inscripción Malvinas, sino que también situó Puerto Argentino. Junto a esta inscripción se aclara que es un territorio reclamado por Argentina y Reino Unido.

Uno de los que dieron su punto de vista fue el veterano británico Simon Weston CBE (Comandante de la Orden del Imperio Británico), de 58 años de edad, conocido tras sufrir severas quemaduras que afectó 46% de su cuerpo cuando estaba a bordo del RFA “Sir Galahad” en el momento que fue atacado por aviones de la Fuerza Aérea Argentina.

CBE Simon Weston, soldado de la Guaria Galesa en 1982.

Weston dijo que esta situación era una “estupidez grosera” y que “la herramienta educativa no presenta los hechos correctos“. “¿Cómo pueden educar si el globo es incorrecto y es vendido en tiendas británicas, lo que significa que los jóvenes británicos están obteniendo la información incorrecta?”, cuestionó el ex soldado de la Guardia Galesa.

Otra persona que se pronunció en contra fue Andrew Magowan, un oficial de policía retirado, quien fue el descubridor del globo en una tienda de Lisburn, Irlanda del Norte. Magowan aseguró que esto “es una bofetada en la cara a quienes prestaron valiente servicio” e hizo cargo a la Argentina por el “error” cometido por la empresa, debido a “décadas de desinformación”.

La cartografía varía sus nombres (toponimia) de acuerdo al origen de las cartas o mapas realizados por entes oficiales de cada país.

Desde la empresa se trató de diluir el escándalo indicando que el globo, “es un objeto decorativo”, pero expresaron que, de todos modos, recibirán comentarios de los clientes y revisarán el producto. El mismo, se comercializa en locales y por la web, se presentan en dos tamaños y su precio está establecido en £39.50 ($3.741) y £49.50 ($4.688).

Es bueno recordar que, en 2013, ya había sucedido un hecho similar con una cadena empresarial de alta gama que, a su vez, fue proveedora de productos a las islas. Esta empresa también había lanzado un lote de globos terráqueos con la toponimia argentina y eso causó la indignación de los isleños.




Comentarios