La Reina departamental de Maipú, Lucía Pozobon, dio inicio a la creación de bibliotecas en los merenderos del departamento. El objetivo del proyecto es fomentar la lectura temprana y ayudar a que menores de edad tengan acceso a información mediante libros.

//Mira también Una academia de danzas de Maipú realiza videos en diferentes puntos de Mendoza

Durante el 2020 Pozobon, junto con la Comisión de Reinas de Maipú mandato cumplido (COREMAI), crearon el proyecto solidario Huellas de Siembra. Este año decidieron llevarlo a cabo nuevamente a los 12 merenderos de Maipú.

En esta oportunidad se sumó la iniciativa de la conformación de “Bibliotecas reales”. Con la intención de fomentar la lectura temprana en los niños y niñas del departamento, Pozobon lleva adelante este proyecto junto con las reinas departamentales y de mandato cumplido.

“A pesar de las tecnologías es muy importante que los niños, niñas y adolescentes de Maipú tengan acceso a un libro físico. Es uno de los objetivos que queremos lograr con Bibliotecas Reales”, indicó Lucía Pozobon a Vía Mendoza.

Reina de Maipú con la biblioteca real.Foto de la reina.

El fin del proyecto propuesto por la Reina junto con la labor y colaboración de COREMAI, es inaugurar 12 bibliotecas populares en cada uno de los merenderos creados por Huellas de Siembra. De esta manera cada localidad tendrá su material de lectura.

Hasta el momento llevan cuatro bibliotecas inauguradas. Pozobon afirma que este fin de semana concluirán con las inauguraciones de los espacios de lectura temprana.

//Mira también Qué hacer con los aparatos electrónicos que ya no utilizamos en Maipú

Las Bibliotecas Reales están creadas por cajones de madera con el fin de ayudar al medio ambiente y la disminución de plásticos. Los libros que conforman este espacio de lectura son donaciones de ciudadanos del departamento.

Actualmente la Reina departamental trabaja en conjunto con las reinas distritales para fomentar la lectura en los más pequeños. “Las representantes de los departamentos están asistiendo todos los días a contar cuentos a los más pequeños”, señaló.

Por último, Lucía Pozobon invita a la comunidad en general a que done libros que tienen en sus casas en desuso, pero en buenas condiciones. “Necesitamos cuentos y libros con información para ayudar a que los niños que no tienen acceso a internet puedan acceder a información confiable”, concluyó.