Carina Hassen es una emprendedora lasherina que vende indumentaria de segunda mano o nueva en su negocio ubicado en su hogar. “La Valija de la Turca” es una tienda que surgió con ayuda de amigas y de planes sociales de emergencia.

//Mira también Inician los Juegos Culturales Evita con formato virtual en Las Heras

En ella la joven vende ropa, calzado, carteras y accesorios. A todos sus clientes les ofrece alternativas de pago y de esta manera logra hacer accesible sus prendas para todas las personas que estén interesadas.

“Mis clientes pueden abonar una parte en efectivo y otra con trueques. De esta manera no es mayor problema conseguir ropa ya que, la mayoría la traen los mismos clientes”, comentó Carina a Vía Mendoza.

En un principio la creadora de la iniciativa vendía ropa que tenía en desuso en su hogar. Poco a poco comenzó a recibir la ayuda de sus amigas que le ofrecieron sus indumentarias para que las venda. Luego, con la llegada de la pandemia cobró el Ingreso Familiar por Emergencia (IFE) y con él compró más mercadería para su negocio.

“Generalmente traen cosas que ya no usan, que les regalaron y no son de su estilo, prendas que ya no les queda porque cambiaron de talla o demás”, añadió.

La tienda comenzó hace dos años, en un primer momento como una necesidad. “Necesitaba trabajar para mantener mi hogar”, indicó. Luego de perderlo todo en un robo que tuvo en su casa, donde funcionaba una despensa, decidió comenzar con este proyecto.

"La Valija de la Turca", vende prendas de segunda mano y nuevas.

Por otro lado, La Valija permite que cualquier persona realice donaciones de cualquier tipo para ayudar a familias con pocos recursos. De esta manera no solo es un lugar que contribuye al medio ambiente, si no que también es un espacio solidario.

“Para mi es un tesoro que tiene viajes de muchas personas, tanto de clientes, como de amigos que me ayudaron a armarla. Es el sostén económico de mi hogar y lo que me permite desafiarme para que cada persona que entre se sienta feliz, solo por el hecho de estar ahí”, señaló.

//Mira también Estudiantes de Las Heras se capacitan en el programa Mendoza Futura

Reducir el impacto ambiental

Carina indica que cree importante reutilizar indumentaria por el ahorro que significa en una familia comprar ropa o calzado de segunda mano. Además, resalta la importancia de reutilizar las prendas para contribuir a la reducción de la contaminación y al uso excesivo de agua para la creación de estas prendas.

“A las personas les gusta mucho esta propuesta. La mayoría tiene en su casa ropa que no usa, que les quedó chica, grande o lo que sea. Muchos se animan a mover un poco las energías estancadas en los placares a veces por los años que pasan desde la última vez que le dieron un uso real”, concluyó.