Para muchas personas, la música sirve como cable a tierra. Tiene cualidades - algunos dirían que son hasta espirituales - que ayudan a sobrevivir las circunstancias más difíciles. Fue lo que sintió Palta con la música mientras estuvo encarcelado, asegura que lo mantuvo fuerte hasta salir en libertad.

Se trata de Alberto, el lasherino conocido como Palta, que fue preso hace cinco años atrás. Recientemente salió en libertad y reflexionó sobre lo que lo ayudó a mantenerse cuerdo durante su tiempo de encierro.

En la cárcel

Palta estuvo encarcelado por cinco años. Luego de cumplir con su sentencia, fue liberado del penal la segunda semana de febrero, y tenía una alegría inmensa de estar “en el mundo exterior” una vez más.

Siente muchas ganas de salir adelante y tiene grandes expectativas de vivir de la música, de seguir con eso que lo impulsó a seguir firme en los días más oscuros.

Palta arriba del escenario, donde supo sentirse bien, estando en uno de los lugares más tristes del mundo. Foto: Gentileza Servicio Penitenciario

Sobretodo, su agradecimiento sobre quienes lo bancaron y sobre el aprendizaje del tiempo vivido es más grande. “Cuento con una familia numerosa, gracias a Dios muy unida. Ellos fueron una de las razones que pude mantenerme en este tiempo”, expresó Palta a Vía Mendoza.

Pero para ello fue necesario repasar por lo que lo llevó a estar preso. Palta contó que siempre estuvo relacionado con la música, cantaba en grupos de música tropical.

Una cosa llevó a la otra, cayendo en los vicios. Empecé a consumir. Me junté con gente que no tenía que juntarme y perdí”, detalló el lasherino.

Palta con sus compañeros de Conducta Calle. Foto: Gentileza Servicio Penitenciario

Fue encarcelado y se encontró por varios años en el penal. Pensó que iba a ser la peor época de su vida, pero gracias a la música y sus compañeros, descubrió que era algo que iba a poder sobrevivir y hasta vivir.

Conducta Calle y la música

Estando en la cárcel se encontró con la banda musical Conducta Calle, integrada por personas privadas de su libertad. Recordó su talento del canto y rápidamente fue integrado al grupo.

Al principio no lo sabía, pero fue la música y ese grupo de personas que pudo mantenerse firme estando en la cárcel. “Al ellos tener ganas de aprender música y poder enseñarles, fue lo que me mantuvo cuerdo y me ayudó a salir adelante”, expresó.

Llegó un momento en que la banda, y la voz de Palta, fue haciéndose más conocida. Lograron grabar con numerosos artistas como Victor Heredia y Mono Kapanga.

Palta junto a Martín Fabio, el Mono de Kapanga. Foto: Gentileza Servicio Penitenciario

“Ahí fui tomando un poco más de noción y fui viendo un poco más la luz. Vi que era algo groso lo que estábamos haciendo, que no era una pérdida de tiempo”, relató el lasherino, agregando que desde ese momento le puso más pilas a todo el tema musical.

En libertad

Palta está en libertad hace tan solo unas semanas. Estando fuera del penal puede asegurar que la música jugó un rol importantísimo en su cambio de vida y mentalidad, ayudándolo a estar donde está hoy: en libertad.

En ese tiempo pude aprender que a pesar del lugar de donde estoy, uno puede salir adelante y encontrar su mejor versión”, manifestó.

Palta contó que esas primeras horas fuera de la cárcel fueron todo lo que esperaba y aún más. “Lo primero que hice fue abrir los brazos y pegar un grito al cielo en la puerta del penal. Se me reían todos pero lo tenía adentro. La verdad que no puedo creer que lo pasé, sabía que iba a llegar pero no lo pensé”, expresó.

Palta con sus compañeros de Conducta Calle. Foto: Gentileza Servicio Penitenciario

Su tiempo en la cárcel le ayudó a comprender muchas cosas y cambió su manera de ver la vida. Quiere dejarle saber a sus compañeros, quienes quedaron presos, que la paciencia es clave para ver el otro lado de la pared del penal. “Hay que pensar que uno tiene que hacer las cosas bien, por la familia más que por uno”, agregó.

Y finalmente, una palabra para aquellos jóvenes que dicen saberlas todas: “Sepan elegir con quien juntarse y sepan que hay un montón de opciones en la vida, no solamente las malas”.

¡Queremos contar tu historia! Nos interesa lo que tenés para contarnos, escribinos a historias@viapais.com.ar y un periodista de nuestra redacción se va a comunicar con vos.