Representantes de los cuatros estamentos universitarios se reunieron en la mañana de este martes con la finalidad de evaluar la situación financiera del sistema universitario nacional. En la oportunidad, se consensuó un documento que posteriormente fue elevado a los órganos colegiados de la universidad. Los referentes brindaron una conferencia de prensa en la Sala Joaquín Víctor González de la Universidad Nacional de La Rioja que fue encabezada por la secretaria de ATUR (Asociación de Trabajadores Universitarios Riojanos), Alicia Luna, el secretario general del SiDIUNLaR (Sindicato de Docentes e Investigadores de la UNLaR), Franklin Reinoso, el secretario adjunto de ARDU (Asociación Riojana de Docentes Universitarios), Alejandro Graber, la representante del estamento de Graduados, Carla Alba, y el presidente del Centro de Estudiantes de Ciencias Económicas, Juan Martínez.

En este marco, Luna dijo: "nos convocamos a trabajar en un empuje único, en conjunto, en defensa de la educación pública". Seguidamente, precisó: "hoy estamos viviendo una realidad donde estas políticas públicas nacionales, implementadas desde distintos lugares, atacan directamente al sistema universitario público, gratuito y cogobernado y de calidad por el que hemos luchado tanto tiempo y hoy se ve seriamente afectado".

Desde el estamento nodocente solicitaron la reapertura de paritarias y advirtieron que se encuentra en estado de alerta y movilización. "Vemos en peligro el sistema educativo. No se están recibiendo fondos para gastos de funcionamiento, se han paralizado obras sacándose mas de 3 mil millones (de pesos) del presupuesto universitario", especificó.

Por su parte, Martínez remarcó que "esto es una preocupación real para todos los estudiantes. La situación que está viviendo la universidad con el desfinanciamiento que propone el estado nacional". El representante estudiantil explicó: "esto nos afecta como estudiantes; lo sentimos a estos recortes cada vez que un chico pierde una beca o se deja de financiar un proyecto de inversión, de extensión, cada vez que no puede comprar un apunte porque tenía una beca y la perdió".

Para Martínez, “desfinanciar la universidad es atentar contra el pueblo y bienestar general de la sociedad”. Inmediatamente, advirtió: “No vamos a permitir la idea de cerrar una universidad. La lucha es en conjunto, la necesidad de unirnos para hacer llegar el reclamo al gobierno nacional es necesario, no nos vamos a quedar de brazos cruzados”.

En tanto, Reinoso manifestó: "lo que estamos haciendo es dar un marco de integración a la comunidad universitaria". Las medidas de ajuste en la educación pública -continuó- "no nos lleva a otro camino que hacer estos planteos con fuerza para que sean entendidos en el Gobierno Nacional". Agregó: "en ese marco, están las condiciones de los docentes y desde ese punto de vista nos ubicamos como trabajadores y padres de familia".

Reinoso graficó la gravedad de la situación señalando que "no se puede sostener el funcionamiento de una universidad sin asignaciones de recursos. En algún momento colapsa". Recordó que, el 6 de agosto, el SiDIUNLaR comenzará un paro de actividades y se mantendrá durante esa semana hasta la próxima reunión de CONADU. "En este momento, estamos hablando de una pérdida del salario del 26 por ciento, más el 16 actual, más lo que nos deben desde el 2016", detalló. Concluyó diciendo: "necesitamos el acompañamiento de todos quienes conforman la UNLaR".

En tanto, Graber indicó: "esta es una cuestión que nos va a afectar a los cuatro estamentos, a la UNLaR, y a la comunidad riojana". "La situación -siguió- se nos empieza a tornar preocupante; a eso le sumamos todos los retrasos a los envíos a las partidas presupuestarias desde el estado nacional, con lo cual ya se empieza a ver los problemas de infraestructura y de funcionamiento".

Para finalizar, Alba dijo: "en este momento, contamos con 84 graduados que han tenido acceso a pasantías, tenemos más de 30 empresas que han firmado convenio con la red de trabajo de la UNLaR para poder contribuir a esta actividad". Consecuentemente, señaló: "estábamos buscando incrementar y mejorarla; en esta situación creo que con suerte llegamos a mantener, o lo que es peor: dar de baja".

La representante de Graduados declaró que "La UNLaR es un elemento primordial para La Rioja y provincias vecinas porque es un impacto increíble en la sociedad, el negocio inmobiliario está viviendo hoy en día gracias a la universidad, lo mismo la rotisería; si se llega al cierre de universidades públicas, trabajaremos con las privadas, lo cual sería un negocio para pocos".

Para finalizar, dijo: “estamos reunidos para ver qué podemos hacer para salir adelante porque la inflación nos está pasando por alto”.