Los primeros días de cuarentena administrada trajeron diferentes situaciones para tener en cuenta.


El presidente del Centro Comercial e Industrial de La Rioja, Carlos Bazán, expresó su preocupación frente a la situación que atraviesan algunos comercios en la primera etapa de la cuarentena administrada en la provincia.

“Hay ciertos rubros que no pueden o se les complica mucho realizar sus ventas por delivery, no estamos acostumbrados y va a costar. Además, propietarios y empleados del centro no pueden acceder a los negocios porque la policía, de acuerdo a la nueva normativa, no puede dejarlos pasar”, explicó.

Por otra parte, Bazán manifestó su satisfacción ante la habilitación para retomar la actividad, pero también la incertidumbre que vive el sector, ya que “por más que el Gobierno colabore, necesitábamos trabajar. Aunque en el primer día las ventas han estado paralizadas, muchos abrieron sus negocios desde las 14 horas y no han recaudado nada; preocupa no sólo por los gastos de impuestos, sino por los salarios de los empleados”.

Frente a esta situación, además de prever los posibles escenarios en el desempeño de las diferentes actividades, el Gobierno provincial llevó a delante controles y encuestas para conocer las inquietudes de los comerciantes.

En este sentido, el Jefe de Gabinete, Ab. Juan Luna Corzo, anunció en el informe diario del martes, la nueva modificación, se permitirá la circulación controlada en el centro capitalino para comerciantes, empleados y delivery.




Comentarios