Teniendo en cuenta las altas temperaturas y la posible aparición de alacranes y escorpiones en la ciudad, la Municipalidad de La Plata recomienda a los vecinos una serie de medidas para evitar picaduras e indica cómo manejarse ante un caso.

Se trata de arácnidos de hábitos nocturnos que aparecen en épocas de calor y que, durante el día, se pueden ocultar debajo de piedras, troncos y cuevas que ellos mismos realizan.

“Es fundamental profundizar la higiene en el interior y exterior de las viviendas, separar las camas de la pared, sacudir la ropa, evitar andar descalzo y combatir insectos que son el alimento de los alacranes”, explicó el responsable del área municipal, Enrique Rifourcat.

En caso de posibles picaduras de un alacrán, se recomienda lavar con agua y jabón la zona afectada, colocar hielo y acudir al centro de salud más cercano, sobre todo con urgencia en aquellas personas diabéticas o hipertensas. Si es un niño, deberá ser trasladado de manera inmediata al Servicio de Toxicología del Hospital de Niños ‘Sor María Ludovica’, ubicado en calle 14 e/ 65 y 66.

La Municipalidad brinda recomendaciones para evitar picaduras.Municipalidad La Plata

Además, la Comuna informó que los alacranes o escorpiones pueden ser remitidos para su tipificación a la sede de Zoonosis ubicada en 52 y 120, de lunes a viernes de 9 a 16 horas.

En cuanto a las medidas de prevención y protección personal, se aconseja:

• Revisar y sacudir prendas de vestir y calzados.

• Sacudir la ropa de cama antes de acostarse o acostar a un bebe o a un niño.

• Evitar caminar descalzo.

En relación a la protección intradomiciliaria y peridomiciliaria se recomienda:

• Utilizar rejillas sanitarias en desagües de ambientes y sanitarios.

• Controlar las entradas y salidas de cañerías, aberturas y hendiduras.

• Colocar burletes o alambre tejido (mosquitero) en puertas y ventanas.

• Revocar las paredes, reparar grietas en pisos, paredes y techos.

• Control de cámaras subterráneas, cañerías, sótanos, huecos de ascensor y oquedades de las paredes.

• Ordenar en forma periódica las viviendas y alrededores.

• Efectuar control de la basura para reducir la cantidad de insectos (grillos y cucarachas) que sirven de alimento a escorpiones.

• Evitar acumulación de materiales de construcción, escombros, leña, hojarasca porque suelen ser lugares donde se mantienen, conservan y dispersan. Evitar juntarlos con las manos.