El presidente de Gimnasia y Esgrima La Plata, Gabriel Pellegrino, cuestionó a las personas del entorno de Diego Maradona al considerar que “no lo cuidaron y no tuvieron los huevos para decirle que no”.

A su entender, el astro “no debió haber ido” a la cancha del Bosque el día de su último cumpleaños (viernes 30 de octubre) porque “no estaba en condiciones” de salud.

Ese día se reanudó el fútbol tras el parate por la pandemia de coronavirus. Como coincidió con el cumpleaños de Diego, se lo agasajó en la previa del partido y luego se retiró a su casa. Se lo vio muy mal de salud. La semana siguiente debió ser internado y operado por un hematoma subdural en la cabeza.

Maradona fue agasajado en su cumpleaños número 60 en la previa del partido entre Gimnasia y Patronato (TyC Sports)

Desde Gimnasia consideramos que no fue una buena idea que vaya a la cancha el día de su cumpleaños y tanto desde la AFA como de la Liga Profesional no hubo exigencias para que esté presente”, aclaró Pellegrino a Télam.

“Las sensaciones son raras. Su muerte me provocó una enorme tristeza, porque Diego era el fútbol, supera todo. Y por otro lado tengo bronca, porque desde el entorno no lo cuidaron”, reconoció el dirigente, que ganó las últimas elecciones como presidente del “Lobo” con el apoyo fundamental del “Diez”.

Por otra parte, se refirió a la llegada de Diego a Gimnasia: “El día de la presentación fue algo increíble y después en cada cancha que fuimos las muestra de afecto que recibió. Esa primera etapa fue hermosa, a él se lo veía muy feliz”.

Además, contó que “Claudia (Villafañe) y sus hijas me mostraron su agradecimiento en el velatorio por haber pensado en él para Gimnasia y me dijeron: ‘lo vimos reír nuevamente por ustedes’. Fue una alegría. Siento que le hicimos un bien y él nos hizo bien a nosotros”, concluyó.