El hombre de Berisso sufrió quemaduras que afectaron el 80 % de su cuerpo. Murió producto de un paro cardiorrespiratorio.


El joven de 18 años, Jesé Fonseca, que sufrió una descarga eléctrica cuando viajaba junto a otro en el techo de una formación del Tren Roca, murió esta madrugada en el Hospital Fiorito de Avellaneda, a causa de un “paro cardiorrespiratorio”, según el parte médico emitido por el Ministerio de Salud bonaerense.

“El paciente falleció el jueves a las 5.20 de la madrugada en la terapia intensiva del hospital Fiorito. El deceso se produjo por un paro cardiorrespiratorio motivado por las severas quemaduras que comprometían el 80 por ciento del cuerpo producidas por la descarga eléctrica, lo que generó la falla orgánica”, se indicó.

El pasado martes, dos jóvenes platenses de 18 y 20 años que viajaban en el techo del Tren Roca procedente de Mar del Plata sufrieron heridas al recibir una descarga eléctrica cerca de la estación Gerli, en una zona donde está el tendido de cables de alta tensión a los 25.000 voltios.

El otro joven, Ciro Ferreyra, también accidentado en esas circunstancias, solo padeció heridas leves y fue derivado a la Comisaría Segunda de Avellaneda para prestar declaración sobre lo ocurrido.

La UFI 1 descentralizada de Avellaneda, a cargo de la fiscal María Olmos Coronel, tiene a cargo la investigación y ya labró actuaciones por “lesiones por accidente”.






Comentarios