El intendente de La Plata manifestó su bronca en Twitter y pidió fuertes sanciones económicas.


El intendente de La Plata, Julio Garro, manifestó su enojo por la fiesta clandestina que fue alertada por vecinos en Villa Elisa a dos días de haberse anunciado la prórroga del aislamiento obligatorio.

Estas situaciones enojan a toda la Ciudad. A la gran mayoría que estamos haciendo un gran esfuerzo. Pedí a mi equipo que solicite al juzgado de faltas la sanción económica más fuerte posible para estos irresponsables. Pero no tenemos que bajar los brazos”. Así lo expresó el intendente en su cuenta de Twitter.

La fiesta – denunciada por los vecinos – se desarrolló en una cervecería llamada “Bagdad”, ubicada en Camino Centenario y calle 44, en Villa Elisa. Al llegar la policía, un grupo de personas se atrincheraron en el lugar. Fueron aprehendidos junto a los organizadores del evento por violar el aislamiento y serán sancionados, según lo establece una contravención del artículo 45 de la ordenanza municipal N° 6147. Las sanciones van desde los 26 mil hasta los 133 mil pesos.

Tras el anuncio presidencial sobre la extensión de la cuarentena, sin grandes cambios, hasta el 16 de agosto próximo, Garro pidió a los platenses “tomar muy en serio la responsabilidad individual como ciudadanos” y subrayó: “Si usamos el comercio de cercanía como se debe, no caemos en la trampa de los encuentros sociales y si mantenemos las reglas básicas, los números van a acomodarse”.




Comentarios