El centro de salud - pionero en el Servicio de Cuidados Paliativos - propone que una persona entrenada acompañe al enfermo terminal.


El Hospital Rossi de La Plata, pionero en el Servicio de Cuidados Paliativos, armó un protocolo para acompañar a los enfermos de coronavirus que se encuentran en estado crítico. “La muerte por Covid es muy solitaria y eso impacta en el paciente y en el proceso de duelo de la familia”, explicó a Télam la directora del centro de salud, Cecilia Jaschek.

Se trata del primer hospital de la provincia de Buenos Aires que creó un Servicio de Cuidados Paliativos para acompañar a los enfermos terminales en sus casas, buscando aliviar su dolor para retrasar al máximo la pérdida de autonomía y con el fin de que el paciente muera en su hogar, junto a sus afectos, sus mascotas y sus cosas.

Con la aparición del coronavirus, sucede que los pacientes que lo padecen y se encuentran en estado muy crítico pasan días aislados e intubados en una sala de terapia intensiva sin posibilidad de ser visitados por su familia. Incluso los médicos ingresan para controlarlos y salen de la habitación lo más pronto posible, para evitar el contagio.

Ante esto, Jaschek impulsó el debate de un protocolo por el cual los últimos minutos de esa persona no transcurran en soledad. Consiste en que “en los minutos finales de esa vida, un acompañante entrenado se cambia, se viste con el equipo de protección personal e ingresa a la terapia para que no se dé en soledad esa partida”, explicó la especialista.

Fuente: Télam




Comentarios