Ocurrió en Tolosa. Se llevó 250 pesos y un paquete de fideos. Fue detenida.


Una jubilada de 87 años fue engañada y brutalmente golpeada en la localidad de Tolosa por una mujer que – acompañada de su hijo de 12 años – dijo estar embarazada y le pidió permiso para usar el baño de su casa.

La agresora tocó la puerta y le preguntó a la dueña de casa si podía barrer las hojas de la vereda a cambio de algo de dinero. Unos minutos después, volvió a golpear y le pidió pasar al baño, argumentando que estaba embarazada. Al verla con su hijo menor de edad, la mujer confió.

Con su hijo de testigo, golpeó a la jubilada en la cara y en la cabeza, la ató a una silla y la amenazó con un cuchillo para que le dijera dónde tenía dinero. Escapó con 250 pesos y un paquete de fideos. Pudo ser detenida a pocas cuadras ya que los vecinos, que habían notado que algo pasaba, llamaron enseguida a la policía. La víctima fue asistida por médicos del SAME.




Comentarios