Así lo afirma la consejera escolar Alejandrina Battaglino (JXC) quien - en diálogo con Vía La Plata - analiza las primeras medidas educativas del gobierno de Kicillof y repasa las prioridades de las escuelas platenses.


Alejandrina Battaglino es docente, fue secretaria, vicedirectora, directora de escuela primaria y luego inspectora. Hoy, desde su rol como consejera escolar platense (JXC), relata cómo están viviendo desde el Consejo el comienzo de clases en La Plata: haciendo malabares para responder a los reclamos de escuelas y padres con un presupuesto acotado que no se actualiza por la inflación.

En diálogo con Vía La Plata, Battaglino asegura que desde la Dirección General de Cultura y Educación se están tomando medidas “muy controvertidas” que atentan contra la profesionalización del rol docente y explica, por otra parte, que lo ideal sería trabajar en forma articulada provincia-municipio-consejo escolar para dar respuesta a temas importantes de infraestructura de las escuelas, pero que en este momento “no se está logrando esa articulación”.

¿Cómo evalúa los primeros meses de gestión de la Dirección General de Cultura y Educación bajo el gobierno de Axel Kicillof?

Se han tomado medidas muy controvertidas que significan un retroceso para la calidad educativa, con respecto a las mejoras que se habían logrado en los últimos años bajo la dirección de Gabriel Sánchez Zinny. Se había avanzado, por ejemplo, en el cumplimiento de los artículos 108 y 109 del Estatuto Docente, lo que hizo que muchos estudiantes que ejercían la docencia sin estar recibidos retomaran sus estudios y completaran la carrera docente, y sin embargo ahora se ha establecido que esto no es un requisito. Si bien hay necesidad de docentes, y no se llegan a cubrir los cargos, no es positiva esta medida porque va en contra de la profesionalización del rol docente.

Por otra parte, no se continúa con programas que tuvieron un impacto altamente positivo en las escuelas como el de “Red de Escuelas de Aprendizaje” – que ofrecía postítulos universitarios a docentes y directores – y no está definida cuál será la misión de la dirección de Política Socioeducativa para continuar con el gran trabajo que se hizo, bajo el gobierno de María Eugenia Vidal, para sacar a los chicos de la calle. Se han despedido muchos colegas de esta dirección y no hay director a cargo. Entiendo que desde la DGCyE están organizándose pero la vida continúa.

¿Con el comienzo del ciclo lectivo 2020, han recibido desde el Consejo muchos reclamos por infraestructura y mantenimiento de las escuelas?

Continuamente recibimos reclamos y pedidos. Lo que sucede es que comenzaron las clases y no llegó el presupuesto que debía llegar al Consejo. Está llegando el “fondo compensador”, que está destinado al arreglo de los edificios pero no tenemos la autorización para utilizar ese dinero para elementos de limpieza por ejemplo. Por otra parte, lo que hicimos en enero fue solicitar una ampliación del fondo (que los consejos escolares reciben para cumplir con sus funciones, que son las de mantenimiento y arreglos menores de los establecimientos, provisión de elementos de limpieza, agua potable en las escuelas donde no la hay, entre otras cosas) porque con la inflación el dinero no alcanza para responder a las necesidades de las escuelas. Pero aún no tuvimos respuesta.

Por otra parte, hay fuertes reclamos por la falta de mobiliario, lo que hace que determinadas Secciones no puedan comenzar las clases. Hay padres que se acercan al consejo escolar a hacer el reclamo, uno los puede escuchar pero ellos quieren los bancos para que sus hijos se sienten. El problema es que no se ha hecho la compra que se debía hacer por parte de la dirección de Infraestructura de la DGCyE. Nuestro objetivo es trabajar por la mejora de las escuelas y la mejora de la calidad educativa. Entre otros temas, queremos llegar al máximo de escuelas de jornada completa, pero si no disponemos del presupuesto no podemos trabajar en ese sentido. Buscan responsabilizar a los municipios pero hay una falta de accionar por parte de la Provincia que está perjudicando en forma directa a los alumnos.

¿Cuánto pueden hacer los municipios en materia de infraestructura escolar?

Las escuelas públicas pertenecen a la DGCyE, es decir, a la Provincia. Se puede trabajar en forma articulada entre provincia, municipios y consejo escolar para dar respuesta a temas de infraestructura y comedor. Pero en este momento no se está logrando una articulación ni acuerdos para ver quién hace cada tarea. Hay muchas cuestiones que se reclaman al municipio porque estuvo muy presente los últimos cuatro años pero ahora, al no lograr esa articulación, no puede dar respuesta a todo. De todas maneras, durante la primera gestión de Julio Garro, con el dinero proveniente del Fondo Educativo, el municipio de La Plata logró cosas que no se lograban desde hace muchos años, como construcción y ampliación de escuelas.

Luego de la tragedia de Moreno, hubo mucha preocupación por el estado de las redes de gas de las escuelas ¿En qué situación están las escuelas en La Plata?

La problemática del gas en todas las instituciones educativas es muy compleja. Hay edificios que rondan los 100 años que siguen sosteniéndose con arreglos menores. Dentro de las funciones del consejo escolar no entraría la de cambiar toda la red de gas de una escuela, es decir que no podemos contribuir en ese sentido. De todas maneras, habría que pensar cuán efectivo es reemplazar las instalaciones de gas y si no sería mejor cambiar el gas por electricidad, que es mucho más seguro, sobre todo en edificios tan antiguos. Pero para poder intervenir de esta manera, sería necesario un programa provincial.

¿Qué otras prioridades en materia educativa tiene La Plata?

Sería importante poder jerarquizar el rol del docente, que se brinde capacitación continua y espacios de profesionalización, porque los docentes no estamos preparados académicamente para la realidad social y cultural de los niños que hoy recibimos. Si uno quiere brindar una educación de calidad a los alumnos hay que empezar por una educación de calidad para los docentes. No es lo mismo estar hoy frente a un grado que lo que era hace 10 o 20 años, pero siendo mejores profesionales podemos sin duda encarar la tarea de otra manera.

¿Para ello necesitamos una formación docente de nivel universitario?

Sí, la formación docente debería ser universitaria. Tuvimos la experiencia con el Programa “Red de Escuelas de Aprendizaje”, donde docentes y directores accedieron a un postítulo universitario y se vieron los resultados: un docente fortalecido se para de otra manera frente al aula o un director frente a una escuela.

¿Cómo evalúa el rol de los gremios en la negociación paritaria de este año?

Hoy por hoy comenzaron las clases habiendo cerrado paritarias con un acuerdo inferior a años anteriores y sacando la cláusula gatillo. Hay docentes que se sienten desamparados porque la pregunta es: a quién defienden los gremios.




Comentarios