Medina está internado "con custodia y seguridad hasta que dure su internación" y "se encuentra estable", aunque con "muchísimos chequeos y estudios en función de sus enfermedades, ya que tiene antecedentes de un accidente cerebro vascular (ACV), problemas circulatorios, presión alta, y varias afecciones más".


El extitular de la UOCRA, Unión de Obreros de la Construcción de la República Argentina, seccional La Plata, que se encuentra detenido en el penal de Ezeiza acusado de lavado de activos y asociación ilícita, fue internado en el hospital Posadas, de la localidad de Ramos Mejía.

Según se abogado defensor, César Albarracín, la causa de la internación se debe a “diversas afecciones” provocadas por hacer huelga de hambre.

Además sostuvo que su defendido realiza una “huelga de hambre” en reclamo de su situación judicial, “básicamente por la prisión preventiva” que considera “arbitraria” por no existir en su opinión “un pedido de elevación a juicio por parte de la Fiscalía”.

“Mi defendido tenía varias afecciones previas y llegó una  orden del cuerpo médico de la Corte que debía internárselo en un hospital extramuros por todas las enfermedades que tiene. La semana pasada luego de una audiencia ante la cámara se dispuso su internación inmediata”, aseguró en declaraciones radiales.

El planteo que presentó la defensa de Medina buscó lograr su libertad o que se le conceda el beneficio de arresto domiciliario (Foto: archivo).

Los voceros del Servicio Penitenciario Federal (SPF) indicaron además que el sindicalista, detenido desde septiembre de 2017, “nunca rechazó la comida” que se le da a todos los detenidos en forma de vianda y que tampoco “aceptó los controles médicos” que se realizan a quienes hacen o dicen hacer huelgas de hambre.

Fuentes del SPF, aseguraron a la agencia Télam que “no hubo una huelga de hambre” y se encuentra “internado por orden judicial para estudios médicos” de rutina.




Comentarios