Dentro del contexto de la celebración de las fiestas y de las altas temperaturas, durante el fin de semana “extra large” hubo dos hechos que preocupan a los vecinos de la ciudad de La Calera: fiestas clandestinas y concentración de personas en la costanera del río, sin respetar los protocolos en el marco de la pandemia.

Desde su sitio de Facebook de Seguridad Sierras Chicas, la policía informó que, en conjunto con personal municipal, se desbarató una reunión con aproximadamente 80 personas en Barrio Las Flores, el día sábado 26 de diciembre.

También vecinos de Barrio Cuesta Colorada, denunciaron una fiesta clandestina de alrededor de 100 o más personas, en su mayoría jóvenes, que se llevaba a cabo entre las calles No Me Olvides y Las Marimonias. De acuerdo a los testimonios para Vía La Calera, “la policía llegó a las 9,15 hs, y a partir de allí, empezaron a salir y se retiraron en autos de alta gama” afirmó un testigo del operativo.

Por otro lado, las altas temperaturas produjeron que muchos se llegaran a la costa del río para aliviarse del calor. Vecinos del barrio Las Bateas, alarmados por la concentración de personas, reclamaron a través de las redes sociales, la regulación del uso del espacio público y seguridad. Aseguran que se cobra a los automovilistas por el acceso a un lugar público, que hay exceso en el consumo de alcohol, observaron el uso de la violencia como medio de relacionarse y puntualizaron en la contaminación ambiental y sonora durante la estadía de los visitantes.

Muchas personas se concentraron en la costanera del río, sin respetar el protocolo dentro del marco de la pandemia.Facebook Semillero Cultural Calera
Se cobra a los automóviles el acceso a los lugares públicosFacebook Semillero Cultural Calera