Lo golpearon y obligaron a empujar su auto.


Durante el fin de semana, un vecino de 56 años fue brutalmente lastimado y terminó con el rostro dañado por el accionar de dos delicuentes cuando entraron a su domicilio.

Germán Atelman contó al noticiero de Canal 12 que: “estaba viendo televisión, patearon la puerta y entraron…me empezaron a pegar hasta que me tiraron al suelo y me pidieron plata”. También le pedían la clave del alarma del salón, le ataron las manos y los pies, mientras revolvieron toda la casa.

Según el relato, los delincuentes tuvieron que desatarlo porque no les arrancaba el auto y lo obligaron a empujarlo. Después, lo llevaron adentro de su casa, lo volvieron a golpear y le ataron.

El terror duró aproxidamente una hora y cuarto, cuando el vecino pudo pedir ayuda al vecino para que llamara a la policía. El vecino afirmó que no es la primera vez que sufre robos, pero esta vez estando él presente.




Comentarios